Ana de Cléveris

Ana de Cléveris. Retrato de Ana de Cleves, por Hans Holbein el Joven

ANA DE CLÉVERIS, reina consorte de Inglaterra (1515-1557;1539). La retrató Holbein tal como era: bondadosa e insignificante. Solo la casualidad elevó a la princesa de Cléveris a los primeros planos de la Historia, esa casualidad encarnada en la persona del monarcaBarba Azul, Enrique VIII de Inglaterra. Pero permaneció en ellos durante escasos meses; lo bastante para dejar huella de su nombre antes de hundirse definitivamente en la insignificancia de una vida mediocre.

Fue la cuarta esposa de Enrique VIII, aunque no la última. Había nacido el 22-IX-1515 en el palacio ducal de Cléveris, hija del duque Juan y de Isabel, heredera del ducado de Juliers. Su juventud transcurrió en un retiro casi completo, sin educación esmerada ni ambiciones de ninguna clase; solo excelía en la costura y el bordado. Cuando he aquí que a los 24 años de edad le llega la gran noticia: Enrique VIII, enviudado de Juana Seymour, ha solicitado su mano. Todo se debe al canciller Cromwell, quien la considera como una garantía política para ganar a Inglaterra el apoyo de los protestantes alemanes. El contrato matrimonial se firma el 24-IX-1539.

La nueva reina pasa a la Gran Bretaña y desembarca en Rochester el 1 de enero de 1540. Enrique VIII acude a recibirla. Pero no le gusta, y la trata de modo despectivo (no es mejor que una yegua flamenca). Por otra parte, el enlace no ha sido oportuno desde el punto de vista de las relaciones con Carlos V, el emperador. Y ahora empiezan los manejos para librarse de aquellaimportuna. Enrique declara que no se ha consumado el matrimonio, y el 9-IX-1540 es declarado nulo por un acta del Parlamento. Sin pesar ni disgusto, Ana de Cléveris, la reina de ocho meses, se retiró a Richmond. Vivió en Inglaterra el resto de sus días, y murió en Chelsea el 28-VII-1557.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, T. I, pág. 257.