José Rebolledo de Palafox

Datos biográficos

Militar
Nacimiento: 1776
Fallecimiento: 15-II-1847

Biografía

Palafox nació en Zaragoza en 1776, en la aristocrática familia de loa marqueses de Lazán Oficial de la Guardia de Corps en 1793, sirvió durante muchos años en la corte, donde alcanzó el grado de brigadier. En 1808 fue encargado de una misión para procurar la libertad de Fernando VII, a quien se suponía detenido en Bayona; pero no tuvo éxito. Al enterarse de los proyectos de Napoleón, corrió a su ciudad natal en la que fomentó el alzamiento de independencia.

José de Palafox por GoyaJosé de Palafox por Goya

El 25-V-1808, después de la deposición del general Guillelmi, era nombrado capitán general de Aragón, y poco después lanzaba una arrogante declaración de guerra al emperador. Zaragoza fue asediada por el general Lefevre-Desnouettes el 15 de junio. Vencido Palafox en la acción de Epila (24 de junio), se encerró con sus huestes en la ciudad (1 de julio). Desde ella dirigió la tenaz resistencia contra el asalto de los franceses, contando más con el parapeto de los pechos zaragozanos que con el de las murallas.

Ante la noticia del desastre de Bailén los sitiadores levantaron el cerco (14 de agosto). Conociendo la eventualidad del desistimiento de los franceses, Palafox procedió a consolidar las fortificaciones de la plaza. No anduvo engañado en sus previsiones, porque después de la batalla de Tudela varios cuerpos del ejército invasor se concentraron alrededor de la capital con la intención de expugnarla. El 10-XII-1810, las tropas del mariscal Moncey iniciaron la operación, que fue completada por el mariscal Lannes después del breve mando de Junot. La ciudad de Zaragoza resistió con un arrojo indescriptible, superior a toda ponderación.

Siendo ya imposible la defensa, capituló el 21-II-1809. Palafox entregó su espada desde el lecho donde le tenía agarrotado una cruel enfermedad. Hecho prisionero —pues no quiso rendirse— fue trasladado a la fortaleza de Vincennes, donde permaneció del 1-IV-1809 al 13-XII-1813. A su regreso a España fue nombrado capitán general de Aragón por Fernando VII. Su actuación política fue muy poco notable, pues se mantuvo alejado de las luchas partidistas.

No obstante parece ser que mostró alguna afección a las ideas liberales moderadas, pues fue destituido por Fernando VII de la jefatura de la Guardia de Corps que ostentaba desde 1821. Retirado a la vida privada desde ese momento, en 1833 lanzó un manifiesto a favor de la reina Isabel II. El 15-VII-1834 fue recompensado con el título de duque de Zaragoza. Murió en Madrid el 15-II-1847.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, Tomo II, págs. 161-161.