Valentín González (el Campesino)

Datos biográficos

Militar de milicias
Nacimiento: 1909
Fallecimiento: 1983

Biografía

[Malcocinado, Badajoz-Madrid]. Más conocido por El Campesino. Minero, desertor del ejército y militante del PCE desde 1929, guerrillero nato, fue una de las figuras más populares de la zona republicana y uno de los jefes del Quinto Regimiento y siempre al mando de tropas de choque. Después de colaborar en la derrota de la rebelión en Madrid en julio de 1936, luchó en la sierra madrileña al mando de una columna y participó en casi todas las batallas importantes de la guerra (Guadalajara, Brunete, Belchite, Lérida), resultando herido varias veces. Su actuación fue especialmente sangrienta en la batalla de Brunete.

Alcanzó el empleo de teniente coronel de milicias y al frente de la división 46, entre cuyos combatientes se encontraba el poeta Miguel Hernández, quedó sitiado en Teruel después del repliegue ordenado por el alto mando republicano en febrero de 1938. Según sus declaraciones y relato, logró escapar rompiendo el cerco en una maniobra desesperada.

Líster y otras fuentes comunistas, sin embargo, lo acusan de haber abandonado a sus hombres en la azarosa retirada, pero él insiste, por su parte, en que los jefes comunistas, en vez de socorrerlo, como habían prometido, planearon la evacuación precipitada de la ciudad a fin de utilizar el desastre en su campaña denigratoria contra el ministro de Defensa, Indalecio Prieto. Sus enfrentamientos con Líster fueron continuos. El también comunista Modesto Guilloto lo destituyó en plena batalla del Ebro, presuntamente por indisciplina, y acabó la contienda al mando de un centro de reclutamiento, triste destino para un guerrillero.

Exiliado primero en Argelia y luego en la URSS, asistió a la academia militar Frunze, pero su enfrentamiento con la dirección comunista le condujo al campo de concentración de Vakuta, en los Urales, del que se fugó para llegar a Irán, donde fue detenido y devuelto a Moscú. Internado en otro campo de trabajos forzados, volvió a evadirse, y, según su relato, fue recibido en el Kremlin por Mijail Kalinin, a la sazón presidente del Soviet Supremo (jefe de Estado), que le facilitó la huida definitiva a Francia, vía Teherán, y también con la ayuda de Julián Gorkín.

En París trató de formar un grupo guerrillero para entrar en España, pero el proyecto no llegó a realizarse (1963). En contraste con la diatriba de sus ex correligionarios del PCE, el general Ramón Salas Larrazábal, en su Historia del Ejército Popular de la República, esboza el siguiente retrato: Este fabulosos guerrillero, de innegable audacia y dotes de mando, tenía un gran sentido teatral y era fanfarrón, ampuloso y embustero hasta lo inconcebible; Paul Preston lo condena sin paliativos como analfabeto y feroz y acepta la versión comunista sobre lo ocurrido en Teruel, pero sin aportar pruebas concluyentes; Hugh Thomas se muestra más circunspecto: El Campesino tiene mala memoria, pero tampoco sus rivales comunistas tenían la conciencia tranquila.

Sus peripecias están contadas en varios libros que, con algunos olvidos interesados, mezclan la fantasía con unos hechos terribles: Vida y muerte en la URSS 1939-1949, Buenos Aires, 1951, con prólogo de Julián Gorkin; Comunista en España y antiesalinista en la URSS, México, 1952; Yo escogí la esclavitud, Caracas, s.a.. En las elecciones generales de 1977 pidió el voto para el PSOE y regresó definitivamente a España en 1978.

Madridejos, Mateo, Diccionario onomástico de la guerra civil, Ed. Flor del Viento, 2006, págs. 147-149.