Nubeluz

Vicente Guerrero

Autores: Pedro Bravo - Ramón Ezquerra

Retrato póstumo de Vicente Guerrero por Anacleto EscutiaRetrato póstumo de Vicente Guerrero por Anacleto Escutia

GUERRERO, Vicente (1782-1831) [Tixtla (hoy Ciudad Guerrero)-Chilapa]. General y presidente mexicano, que desempeñó un importante papel en la independencia de su país. Se dedicaba a la arriería —su cultura era inferior a la de otros jefes— y su padre era realista. Se presentó a Morelos en Tixtla en mayo de 1811. Empezó su carrera militar en 1810, a las órdenes de Galeana, y más tarde, siendo capitán, le encargó Morelos el mando de la plaza de Taxco. Se distinguió en la acción de Izúcar (1812) y fue comisionado por Morelos para extender la revolución en el Sur, donde derrotó a José de la Peña, La Madrid y Combé, a quien fusiló (1814). Después de fortificar Tlamajalcingo venció a Armijo y a Samaniego; estando sitiando Tapla, entonces le ordenó Morelos se dirigiera a Izúcar, donde batió a los españoles; al ir a reunirse con aquel supo la prisión de este y entonces escoltó a los miembros del Congreso en su huida a Tehuacán.

A continuación marchó sobre Acatlán, venció en la Cañada de los Naranjos, y obligó a rendirse en aquella población al conde de la Cortina. También venció a Zavala y Reguera en Azoyú (1816). Aqui se le ofreció indulto, pero lo rechazó y siguió luchando solo, aunque la revolución estaba casi vencida con la muerte, indulto o prisión de los principales cabecillas. Perdió Xonacatlan (1817) y su hueste, que hubo de rehacer. Se puso a las órdenes de la Junta de Jaujilla; con Nicolas Bravo sufrió el desastre de Tlalchapa, en que Bravo cayó prisionero de Armijo, pero recobró la posición de Jaujilla y fue proclamado general en jefe del Sur.

Derrotó en Tamo a Armijo (1818) y tuvo una serie de victorias en Ajuchitlán, Santa Fe, Huétamo y Cuauhlotitlan, y siguió luchando en Tierra Caliente, en guerra de guerrillas, convertido en el principal jefe insurgente, ya que todos los demás estaban sometidos o desaparecidos, e incluso creó una Junta en Tecpan. En 1820 era quien aún sostenía la insurgencia, y al verificarse la conjura de La Profesa y colocarse Iturbide al frente del ejército destinado a combatir a Guerrero, pensó en atraerse a este para consumar ahora la independencia. Después de algunos encuentros con Iturbide desafortunados para este, pactó con él en Acatempan, dada la insistencia de Iturbide y las seguridades en favor de la independencia que dio al antiguo jefe insurgente, poniéndose este a sus órdenes y adhiriéndose al Plan de Iguala.

Triunfante la independencia, Iturbide le ascendió a mariscal de campo. Pero cuando lturbide se hizo coronar emperador se alzó contra él, en compañía de Bravo y Santa Anna, siendo derrotado en Almolonga (1823). Expatriado Iturbide, fue nombrado Guerrero general de división y miembro del Supremo Poder ejecutivo, hasta la elección de presidente, que recayó en el general Guadalupe Victoria; como miembro del Poder ejecutivo aprobó Guerrero la ejecución de Iturbide.

Entonces comenzó la lucha entre los partidos escocés y yorquino, cuyos jefes respectivos eran Bravo y Guerrero, venciendo este último en Tulancingo a Bravo, sublevado, aunque era vicepresidente (1828). Las elecciones para la presidencia dieron el triunfo a Gómez Pedraza, pero se sublevó Guerrero con otros jefes, incluso Santa Anna, y triunfaron por el motín de La Acordada y por el saqueo que el populacho hizo del Parián o gran mercado, con enormes pérdidas, especialmente de españoles (4-XII-1828). Al reunirse el Congreso, anuló la elección de Gómez Pedraza, y eligió presidente a Guerrero (1829), siendo vicepresidente Bustamante. Con Guerrero triunfaba el yorkismo, más intransigente, y la hispanofobia total; la expulsión de los españoles era un inmutable dogma suyo, y así el 20-III-1829 el Congreso decretó la expulsión de todos los españoles residentes en México, al amparo del Plan de Iguala o adheridos a la independencia, con rarísimas excepciones y con métodos brutales, en un duro golpe a la economía.

Con motivo de la invasión reconquistadora de Barradas, sofocada por el general Santa Anna, se sublevó Bustamante por el Plan de Jalapa y triunfante la revolución, el 22 de diciembre cayó el presidente interino José de Bocanegra y el Congreso; a petición del nuevo presidente, Bustamante, el Congreso declaró que Guerrero tenía imposibilidad para gobernar la República, debido a lo cual tuvo que huir al Sur, donde continuó la guerra durante todo el año 1830, pero en enero del siguiente fue traicionado en el bergantín del genovés Piccaluga; conducido a Oaxaca y juzgado en consejo de guerra, fue condenado a muerte y fusilado en Cuilapa el 14 de febrero de 1831; se discutió en Consejo de ministros su ejecución, y habiendo empate -opinando Lucas Alamán por su destierro-, lo decidió el presidente Bustamante en sentido desfavorable. En la actualidad uno de los Estados de la República mexicana lleva el nombre de este general.

BRAVO, Pedro - EZQUERRA, Ramón, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, T. F-M, págs. 266-268.