Clemente V

Representación de Clemente VEl Papa Clemente V.

CLEMENTE V, Papa de la Iglesia católica (?-1314;1305-1314). Muchos habían sido los sueños de Bonifacio VIII. Pero para llegar a la meta que pretendía para el Papado, faltaban a este los recursos espirituales con que había contado en el pasado. Esta decadencia se demostró de modo patente durante el pontificado de Clemente V, el papa de las claudicaciones de la Iglesia. Salvo contadas excepciones, Clemente V inaugura una etapa de decadencia del poder pontificio, que culminará un siglo más tarde en el cisma de Occidente. En realidad, Bertrán de Got, como se llamaba Clemente V antes de revestir la tiara, fue hombre de una debilidad extrema, que no supo sustraerse a su nacionalidad y servir de modo adecuado los intereses ecuménicos de la Iglesia. Baste decir que este papa inaugura la etapa de Aviñón y que por este hecho y otras complacencias libra el Papado a la influencia creciente de la monarquía de Francia.

Bertrán de Got, nacido en Villandraut, en época que no puede precisarse, era arzobispo de Burdeos y vasallo de los reyes de Francia e Inglaterra. Fue elegido, después de un largo interregno, el 5 de junio de 1305 en el cónclave de Perugia, como resultado de las presiones diplomáticas de Francia. En lugar de coronarse en Roma, celebró su entronización en Lyón el 14 de noviembre de 1305, y después de varias tentativas fijó su residencia en la ciudad de Aviñón (1309), que había de perdurar como sede pontificia durante más de un siglo.

Su debilidad ante la monarquía de Felipe IVel Hermosose revela en la anulación de las bulas de Bonifacio VIII (enero de 1306), en la exculpación de quienes atentaron contra la persona de aquel pontífice, en la apertura de un escandaloso proceso contra el mismo, en la creación ininterrumpida de cardenales franceses (1305, 1310 y 1312)1312), y, por fin, en la supresión de la Orden de los Templarios, exigida por el rey de Francia y declarada el 3 de abril de 1312 por la bulaVox in excelso, a pesar de las vacilaciones del concilio reunido en Vienne en 1311. La lucha entre el Pontificado y la monarquía de los Capetos se resolvía, pues, con el deseo de aquella venerada institución. Así se inició el triple periodo histórico conocido en los anales de la Iglesia comoel cautiverio de Babilonia.

Clemente V murió el 20 de abril de 1314 en Roquemaure (Gard), precediendo pocos meses en la sepultura a Felipe IVel Hermoso. Además de su política filofrancesa, favoreció a los reyes Eduardo I y Eduardo II de Inglaterra contra la feudalidad, inició la centralización del gobierno de la Iglesia y aumentó el fiscalismo eclesiástico. De su época datan las fundaciones de las universidades de Orleans y Perugia y la confección delClementino, añadido como séptimo libro alCorpus Iuris Canonici.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, T. I, págs. 144-145.