Diego Laínez

Datos biográficos

General de la Compañía de Jesús
Nacimiento: 1512
Fallecimiento: 19-I-1565

Biografía

Nacido en Almazán en 1512, hijo de Juan Laínez y de Isabel Gómez de León, cursó sus estudios medios en la escuelas de Soria y Sigüenza. Ingresó luego en la universidad de Alcalá para estudiar filosofía, y se graduó maestro de artes en la misma el 26-X-1532. En esta época trabó amistad con un joven de su edad, Salmerón, con quien decidió pasar a París para completar sus estudios teológicos.

Diego Laínez Gómez de León, General de la Compañía de Jesús.Diego Laínez Gómez de León, General de la Compañía de Jesús.

Al llegar a la capital de Francia entraron en contacto con Ignacio de Loyola,de cuyas virtudes habían oído hablar ya en Alcalá. Este los catequizó con sus Ejercicios Espirituales, de modo que tanto Laínez como Salmerón participaron en el famoso voto de Montmartre el 15-VIII-1534. Con sus compañeros, Laínez se traslado a Venecia con objeto de pasar a Jerusalén, objetivo que no pudieron realizar.

Ordenado sacerdote en 1537, pasó con Ignacio a Roma, donde demostró sus altos conocimientos profesando teología positiva en la Sapienza.Entre 1537 y 1540 predicó en Parma y en Placencia, aquí al lado del legado pontificio Filonardi. Después de haber sido aprobada la Compañía de Jesús por Paulo III, actuó como predicador apostólico en Venecia (1542), Padua, Brescia, Vicenza y Bassano en el año 1545.

En este año recibió el nombramiento de teólogo pontificio para la primera sesión del Concilio de Trento, donde desde muy pronto destacó por su sabia doctrina sobre la justificación y contra los errores protestantes. Al interrumpirse el Concilio en 1547, Laínez prosiguió su labor evangélica en la Italia Meridional. Predicó en Nápoles y en Palermo (1548-1549) y pasó a la costa africana con la expedición a Túnez.

En 1551, actuó de nuevo en el concilio tridentino, y esta vez afirmó rotundamente la verdad católica sobre la Eucaristía y la Misa. Nombrado provincial de la Compañía para la Italia superior (1552), desempeño con sumo celo este elevado cargo, de modo que al acaecer la muerte de San Ignacio el 31-VII-1556, fue elegido general de la orden el 2 de agosto. Esta elección fue ratificada el 19-VI-1558.

Sus últimos años de vida fueron de grandísima actividad. Además de las naturales preocupaciones de su elevado cargo, desempeñó misiones de confianza del Papado. En 1561 pasó a Francia como legado de Pío IV para combatir los errores del calvinismo. En Poissy celebró un coloquio con Teodoro de Beza, campeón del hugonotismo, del que salió robustecida la fe católica de la corte. En 1562 asistió a la última reunión del Concilio de Trento. Murió, agotado, el 19-I-1565 en la ciudad de Roma.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, Tomo II, pág. 4.