Clemente VIII - Antipapa

Datos biográficos

Antipapa de Aviñón
Nacimiento: 1370
Fallecimiento: 28-XII-1446

Biografía

Nació en Teruel, España en 1370 y murió en Palma de Mallorca, el 28-XII-1446. Gil Sánchez Muñoz. Antipapa de Aviñón (10-VI-1423-26-VII-1429), designado sucesor de Benedicto XIII por los seguidores de este, una vez concluido el cisma de Occidente, durante el pontificado de Martín V. Canónigo de Barcelona.

Clemente VIII (antipapa).Clemente VIII (antipapa).

Participó en el concilio provincial de Barcelona (1416) en el que se decidió impedir el envío de una embajada aragonesa al concilio de Constanza, así como reclamar la restitución de la obediencia de Alfonso V de Aragón a Benedicto XIII. Tras la muerte de este (29-XI-1422) fue designado Papa en Peñíscola (Castellón) por cuatro cardenales (dos aragoneses, Julián de Loba y Ximeno Dohe y dos franceses, Domingo Bonnefoi, prior de la Cartuja de Montealegre, y Jean Carrier. Su pontificado, como el de los anteriores antipapas, estuvo supeditado al sistema de alianzas políticas establecidas entre los distintos poderes de Europa Occidental.

La Santa Sede mantenía disputas con Alfonso V el Magnánimo por algunas posesiones italianas, por lo que este decidió apoyar a Clemente VIII. El papa romano, Martín V, solicitó ayuda a Juan II de Castilla, quien a su vez mantenía diversos pleitos con el monarca aragonés, entre ellos el control del reino de Navarra, que dio lugar a la guerra entre Aragón y Castilla (1429).

La pérdida de Alfonso V y la presión diplomática de la Santa Sede le obligaron a abdicar el 26-VII-1429. La renuncia la formalizó ante el cardenal Pedro de Foix, legado pontificio, hecho que permitió la designación de Martín V como papa único, y por lo tanto el final del Cisma. Ese mismo día tomó sus dos últimas decisiones como pontífice: promovió al cardenalato a Francisco Rovira y revocó las sentencias pronunciadas por él y por el Papa Luna contra Martín V. En reconocimiento a su actitud el papa Martín V le designó obispo de Palma de Mallorca, a pesar de que Alfonso V había nombrado al mallorquín Galcerán de Albert para ese puesto. En compensación Galcerán recibió el obispado de Elna.

VARIOS AUTORES, Gran Enciclopedia de España, Ed. Enciclopedia de España, 2003, tomo VI pág. 2759.