Muhammad V

Datos biográficos

Sultán nazarí: 1354-59/1362-91
Sobrenombre: al Gani bi-llah
Fallecimiento: 16-I-1391
Predecesor: Yusuf I
Predecesor: Muhammad VI
Sucesor: Ismail II
Sucesor: Yusuf II

Biografía

Abu Abd Allah Muhammad. Adoptó el título de al Gani bi-llah. Rey de Granada, reino en dos etapas. Hijo de Yusuf, tenía dieciséis años la primera vez que subió al trono, estando el poder en manos del visir de su padre, Ridwan. Intentó tanto mantener la paz con Castilla como con Aragón. Buscó la reconciliación con el sultán de Fez, Abu Inan, pues su padre había apoyado a pretendientes rivales. Abu Inan, por su parte, buscaba sembrar discordia en el campo cristiano, para lo que firmó con Pedro IV el Ceremonioso, rey de Aragón, un tratado de paz que constituía una clara amenaza para Castilla.

Abu Inan murió en 1358, haciéndose con el poder Abu Salim Ibrahim, quien buscó la alianza del sultán nazarí. En 1358, al romperse la paz entre Castilla y Aragón, Muhammad V ayudó a Pedro I de Castilla y León contra los aragoneses. Por esa época, el complot de algunos miembros de la familia nazarí traicionado (al menos así lo creyó él) por su ministro y amigo Ibn al Jatib concluyó con el destronamiento de Muhammad V, siendo proclamado sultán su hermanastro Ismail.

Muhammad V huyó a Guadix, donde recibió el juramento de fidelidad de sus habitantes. Pedro I de Castilla y León que tenía que hacer frente a problemas internos, no pudo socorrer a su antiguo vasallo Muhammad V y se vio obligado a reconocer a Ismail II. El sultán meriní Abu Salim decidió acoger en su territorio al sultán destronado, quien llegó a Ceuta el 28-XI-1359, acompañado entre otros, por su visir Ibn al Jatib, el famoso polígrafo.

Segundo reinado

Cuando el rey de Castilla puso fin a algunos de los problemas internos que le aquejaban quiso ayudar a su antiguo vasallo nazarí contra el nuevo usurpador del trono, Muhammad VI. Muhammad V regresó a la Península instalándose en Ronda (1361). En 1362, Pedro I y Muhammad V atacaron a Muhammad VI, arrebatándole varias plazas, como Iznájar, Málaga, Loja, Antequera, Vélez, Comares y Alhama. Tras la muerte de Muhammad VI en 1362, Muhammad V fue nombrado nuevamente sultán el 16-III-1362.

Mantuvo su condición de vasallo de Castilla y evitó la intervención meriní. Ayudó a Pedro I en su lucha contra el rey de Aragón Pedro IV, favorable a Enrique de Trastámara (futuro Enrique II). Muhammad V temió que una coalición cristiana atacase su reino y pidió ayuda a los reyes magrebíes. Le apoyaron el rey de Tremecén y el sultán de Fez en 1366. Sin embargo, los éxitos de Enrique II le movieron a reconocerse vasallo suyo y firmar una tregua con él.; también firmó un tratado con Pedro IV el Ceremonioso el 10-III-1367.

En 1369, a la muerte de Pedro I de Castilla, Muhammad V sacó partido de las turbulencias que agitaban Castilla, logrando ampliar sus territorios y recuperando Algeciras en 1369. A partir de entonces, logró un periodo de paz firmando tratados con Aragón. Las relaciones con Castilla fueron más tensas, sobre todo a raíz de la revuelta mudéjar de Murcia en 1375. El sucesor de Enrique II, Juan I de Castilla, firmó una tregua con Granada.

Por lo que se refiere a las relaciones con los meriníes, Muhammad V quiso mantenerse independiente de ellos, poniendo bajo el mando de parientes las tropas magrebíes de que disponía, ocupando Gibraltar e interviniendo en la política interna de la dinastía con numerosas intrigas. Mantuvo relaciones diplomáticas con los mamelucos.

El interés de su reinado estriba en que fue un mecenas que procuró tener por ministros a los hombres más sabios de su tiempo: Ibn al Jatib, muerto en 1374, Ibn Játima e Ibn Zamraq; proteger a Ibn Jaldün y construir hospitales en los que descolló como médico Muhammad al Saquri, y una universidad: la madrasa de Muhammad V. Desempeño un papel importante en la construcción del palacio de la Alhambra.

VARIOS AUTORES, Gran Enciclopedia de España, Ed. Enciclopedia de España, 2003, tomo XIV págs. 6859-6860.