Ismail III

Datos biográficos

Sultán nazarí: 1446-1447
Fallecimiento: 1455
Predecesor: Yusuf V
Sucesor: Muhammad IX

Biografía

Teniendo en cuenta que Ibrahim b. Abd al Barr llamó a Ismail a mediados-II-1446, cabe pensar que tras unos días de viaje desde la corte castellana hasta Guadix y los tres días que tardó en abandonar Granada el emir Yusuf V, sería entre mediados y finales-II-1446 cuando Abu l-Walid Ismail III tomó posesión del trono.

Apenas se tienen noticias de su identidad. Aparte de la kunya, Abu l-Walid, Ibn Asim no añade más información sobre su parentesco, aunque resulta evidente que pertenecía a la familia nasrí, y así lo considera Salah Yarrar que dan por supuesta esta relación. Sí ofrece el dato de su tratamiento, rais, arráez —caudillo morisco— (que indica cierto parentesco con el sultán como se ha dicho), diferente al que asigna al sobrino de Muhammad IX, Yusuf V, al que califica de amir, príncipe, que ha de entenderse como su posición oficial y claramente parcial a favor de Muhammad IX y su familia, del que era cortesano.

También informa de que estuvo establecido en la corte castellana, desde donde intentó en 1455 hacerse con el poder, como se ha explicado. Por otro lado existe algún dato, aunque muy poco seguro, que apunta a que era tío de Yusuf V el Cojo. Por tanto, como hipótesis de trabajo y con las necesarias reservas y provisionalidad que esta carencia de noticias exige, se le podría considerar hijo de Yusuf II (m. 1392). Esto supone que su edad no bajaba de los cincuenta y cinco años en el momento de acceder al trono. Su reinado debió resultar muy complejo y un continuo esfuerzo de equilibrio teniendo a dos sultanes derrocados, tío y sobrino, con aspiraciones al trono.

Mientras que Yusuf V se había establecido en Almería con sus seguidores y su ministro Ibn Allaq y la había convertido en su feudo, por su parte Muhammad IX permanecía en Salobreña, peligrosamente cerca de la capital y manteniendo el apoyo de los Abencerrajes, los mismos que habían llamado a Ismail III de su exilio en Castilla, precisamente con la intención de reponer a Muhammad IX en el poder. Además tío y sobrino establecieron un pacto desde Salobreña y Almería, respectivamente, y aunque no tuvo efecto, fue una amenaza más para Ismail. Solamente el apoyo de Castilla, a la que rendía vasallaje, fue lo que le mantuvo en el trono el año y medio que lo ocupó.

Así lo indica el hecho de que ante los ataques de Yusuf V el Cojo a Ismail III interviniera Juan II en apoyo de su vasallo. El 6-X-1446 ordenó a Pedro de Aguilar que ayudara al sultán granadino y, dos meses después, el 18 de diciembre, que actuara contra diversas villas y fortalezas que se habían sublevado contra Ismael. Pero ni siquiera con el apoyo del monarca castellano pudo Ismail III detener a Yusuf V el Cojo, que supo sacar partido de las discordias castellanas y explotó el mismo recurso que su adversario: recabó la ayuda de Castilla, pero no la gubernamental, que ya la recibía su adversario, sino la de la oposición de los nobles castellanos disidentes. Ello provocó la petición de ayuda de Ismail III en II-1447 a Juan II para enfrentarse a Yusuf V y los nobles castellanos, sublevados contra Juan II, que le prestaban apoyo.

A pesar de estas intervenciones del soberano de Castilla en favor del señor de la Alhambra, Yusuf V el Cojo mantuvo su beligerancia y en verano de 1446 conquistó Benamaurel y Benzalema sin que el rey castellano, ocupado en los conflictos internos y discordias que sacudían su reino, hiciera nada por evitarlo ni enviara refuerzos ante la demanda de los sitiados. Al año siguiente, el destronado Yusuf V el Cojo continuó sus campañas desde Almería y llegó a reconquistar algunas fortalezas y plazas que los cristianos habían arrebatado a los nazaríes un decenio antes. Así, en verano de ese año, hacia agosto de 1447, Yusuf V recuperó el castillo de Arenas (Campillo de Arenas), Huéscar, Vélez Blanco y Vélez Rubio, que el rey no pudo socorrer ni respondió a las peticiones de asistencia que los asediados realizaban.

De esta manera, gracias a la ayuda de Juan II, Ismail III pudo aguantar los ataques del Cojo hasta primeros de 1447 y todavía en febrero de ese año se mantenía en el poder. A finales de la primera quincena-VIII-1447 se anunció la noticia del fallecimiento de Yusuf V el Cojo en Almería asesinado por su ministro Ibn Allaq. Al mes siguiente, antes de que acabara septiembre de 1447, Muhammad IX al Aysar recuperó nuevamente el trono mientras que Ismail huyó a refugiarse en Castilla, como ya había hecho antes desde mucho tiempo atrás.

VIDAL CASTRO, Francisco, Historia de España Menéndez Pidal, Editada por Espasa Calpe; 2000, Tomo VIII págs. 176-178.