ABU AL WALID ISMAIL YUSUF (I) ISMAIL (I), rey nazarí de Granada (¿-1360; 1358-1359 ). Era un muchacho guapo y corpulento con apariencia afeminada y débil por la reclusión a la que lo había forzado Muhammad V desde su llegada al poder y por la convivencia con las mujeres, dominado por los placeres y poco enérgico, según Ibn al Jatib. Accedió al poder el 23-VIII-1359 con casi veinte años, pues había nacido el 4-X-1339. No es de extrañar que con esa personalidad y su juventud fuese un instrumento de la ambición de su madre y que el poder acabara en las manos de su primo segundo y cuñado, el arráez —caudillo o jefe árabe o morisco— Muhammad Abi l-Walid.

Uno de los pocos actos de su corto reinado fue renovar el tratado de paz con los castellanos, quienes, entregados a la guerra con Aragón, deseaban mantener la paz en su frontera con Granada.

Por su parte, Pedro IV el Ceremonioso intentó contrarrestar con actuaciones políticas la alianza castellano-granadina y la hostilidad bélica nazarí que la acompañaba. Además de la aproximación a Tremecén, autorizó a los caballeros granadinos que estaban a su servicio para que regresaran a Granada en 1359 y 1360, quizá con fines intervencionistas (facilitar el derrocamiento de Ismail II y reorientar la política exterior granadina en favor de Aragón, cosa que conseguiría con el sultán sucesor, Muhammad VI.

El breve periodo que duró su gobierno no alcanzó siquiera el año, concretamente nueve meses y veinte días, y terminó como había empezado: violentamente. Su primo segundo, que ya detentaba el poder y le hacía la vida imposible a Abu al Walid Ismail II, organizó una conspiración y una noche lo cercó. El sultán, refugiado en una torre, tuvo que rendirse, y aunque estaba dispuesto a volver a su antigua reclusión fue conducido a prisión y asesinado junto a su hermano Qays. Los hechos tuvieron lugar el 13-VII-1360.

VIDAL CASTRO, Francisco, Historia de España Menéndez Pidal, Editada por Espasa Calpe; 2000, T. VIII págs. 135-136.