El Califa Sulayman al Mustain

Datos biográficos

Califa omeya de Córdoba: 1009, 1013-1016
Nacimiento: 958
Fallecimiento: 1016
Predecesor: Muhammad II
Sucesor: Ali b. Hammud

Biografía

Sulayman b. al Hakam b. Sulayman, duodécimo califa omeya de al Andalus (1009, 1013-1016), nació probablemente en 958 y murió en 1016. Descendiente de Abderramán III al Nasir, en 1009, tras encabezar un levantamiento frustrado contra Muhammad II al Madhi con el apoyo de los beréberes, se refugió en Guadalmellato (Córdoba). Perseverando en su intento de tomar el poder, logró conquistar Calatrava (Ciudad Real) y Guadalajara, aunque fracasó en Medinaceli (Soria).

Pactó con el conde castellano Sancho García la cesión de algunas plazas fuertes en el Duero, a cambio de una alianza castellano beréber contra al Madhi, lo que le permitió imponerse al ejército cordobés de Wadih en Alcalá de Henares (Madrid) y apoderarse de Córdoba y del trono del califato. Sin embargo, a principios de 1010, intentó sin éxito tomar Toledo, defendida por al Madhi, y de nuevo Mecinaceli, donde resistía Wadih. Tras estos fracasos, Sulayman y los beréberes fueron derrotados a las puertas de Córdoba por al Madhi, que se había granjeado el apoyo de los condes Ramón Borrell de Barcelona y Armengol I de Urgel.

La recuperación del trono de Muhammad II al Madhi fue efímera, ya que su ejecución a manos de Wadih dio lugar a la restitución de Hisam II (976-1009, 1010-1013). Poco después, al Mustain y los beréberes, que no reconocían la autoridad del nuevo califa, sometieron Córdoba a un largo asedio. Wadih intentó huir, pero fue capturado y ejecutado por orden de Sulayman. En mayo de 1013, tras la capitulación de Córdoba, Sulayman recuperó el trono y ordenó la ejecución de Hisam II.

Su reinado se prolongó tres años, durante los cuales los beréberes fueron generosamente recompensados. Fue este un periodo de fragmentación política de al Andalus, que debilitó seriamente la autoridad del trono cordobés. Finalmente, en 1016, Ali b. Hammud (1016-1018), que se proclamaba sucesor de Hisam II desde su dominio en Ceuta, llegó a la Península y, tras hacer prisionero a al Mustain, entró en Córdoba, dio muerte al califa depuesto y accedió al trono.

VARIOS AUTORES, Gran Enciclopedia de España, Ed. Enciclopedia de España, 2003, tomo XXI, págs. 10025-10026.