José Antonio Mendoza.

Retrato de José Antonio Mendoza


JOSÉ ANTONIO DE MENDOZA CAAMAÑO Y SOTOMAYOR, virrey del Perú (?-1746; 1736-1745). [?-Cabo de Hornos]. Marqués de Villagarcía, caballero de Santiago, gentilhombre de cámara de s. M., embajador en Venecia y virrey de Cataluña. Nombrado virrey del Perú entró en Lima el 4 de enero de 1736. Por entonces llegó a Quito la expedición científica de académicos franceses, compuesta por Mrs. Godin, Bouguer y La Condamine, para medir un arco del meridiano y señalar algunos puntos de la línea astronómica del Ecuador. Esta comisión llevaba permiso de Felipe V y además este había dado instrucciones al virrey para que se les facilitasen los medios de transporte y auxilios necesarios para que cumpliesen bien su misión, incorporando a los académicos franceses dos jóvenes marinos españoles, tenientes de navío especializados también en estos trabajos, que fueron don Jorge Juan y don Antonio de Ulloa.

Al finalizar sus trabajos la comisión marcó, con dos pirámides levantadas en los extremos de la llanura Yaruquí, la localización de la línea imaginaria del Ecuador, y la inscripción que en ellas se puso dio lugar a cierta rectificación y adición, pues en ellas se habían omitido los nombres de los dos ilustres marinos españoles.

Declarada en 1738 la nueva guerra entre Inglaterra y España, tuvo el virrey que fortalecer la costa y organizar la armada, el ejército y las milicias terrestres y al poco tiempo llegó a aquellas costas una armada inglesa a las órdenes de Anson. Después de reparar sus barcos en la isla de Juan Fernández y de piratear por los pequeños puertos y costas del Perú, sin atacar ni el Callao ni Guayaquil, hizo rumbo a México y luego a Filipinas, donde cogió el rico cargamento del galeón de Manila, volviendo a Londres por el cabo de Buena Esperanza.

En los trabajos de defensa de la costa y en los de busca de la armada inglesa tomaron parte los dos tenientes de navío, Juan y Ulloa, que por dos veces tuvieron que suspender sus trabajos científicos. Baltasar Gavilán modeló y fundió una estatua ecuestre en bronce de Felipe V, que se colocó en el arco de entrada al puente. Bajo su mando hubo una sublevación de indígenas, capitaneada por un indio astuto y falsario, Juan Santos, bajo el nombre de Apu-Inca Atahualpa, que fue sofocada.

Nombró el virrey catedrático de matemáticas de la Universidad de San Marcos a Mr. Godstn, después que terminó sus trabajos astronómicos en Quito, y reformó la colación de grados, remediando los abusos que en esto se cometían. El marqués de Villagarcía fue relevado del mando en 1745, sustituido por el general don José Antonio Manso; falleció el marqués en el Cabo de Hornos en su viaje de regreso a España en 1746.

TUDELA DE LA ORDEN, José, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, T. F-M, págs. 1007.1008.