ARREDONDO, Nicolás Antonio de (1726-1802) [Bárcena de Cicero (Santander)- Madrid]. Militar; guerreó en Italia; pasó a las Antillas en 1780. para ir en la expedición de la Florida. Fue gobernador de Santiago de Cuba hasta 1785, en que fue suspendido por los abusos que había tolerado a gentes de su confianza. Nombrado presidente de la Audiencia de Charcas en 1787, no llegó a tomar posesión, porque fue designado virrey del Río de la Plata, de cuyo cargo se posesionó en 1789 nombrándosele, poco después, teniente general.

Delimitó los confines con las posesiones de Portugal, fortificó Montevideo y Maldonado, fundó Rocha en la Banda Oriental, exploró las islas Malvinas en las expediciones anuales que a ellas se mandaban, encontrando nuevos puertos. Hizo reconocer la isla de los Estados y aseguró las fronteras contra los indios, procurando el trato pacífico con ellos. Estableció el consulado de Comercio en Buenos Aires (1794). Protegió la ganadería, fomentó la agricultura y la exportación de trigo y el virreinato adquirió solidez económica. Hubo de tomar precauciones ante la difusión de las ideas revolucionarias y contra supuestos ataques franceses. Cesó en 1793, regresando a España, donde fue nombrado capitán general de Valencia.

TUDELA DE LA ORDEN, José, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, T. A-E, pág. 371.