Francisco Javier Venegas

    Retrato de Francisco Javier Venegas.

    Retrato de Francisco Javier Venegas


    Biografía

    FRANCISCO JAVIER VENEGAS DE SAAVEDRA, virrey de Nueva España (1760-1838; 1810-1813). [Bujalance-Madrid]. Militar, participó en la guerra del Rosellón y posteriormente en la guerra de la Independencia, a cuyo comienzo era teniente coronel retirado. Participó en la batalla de Bailén, y en la retirada de Tudela. A fines de 1808 era mariscal de campo y el duque del Infantado, jefe del ejército del Centro le encargó la toma de Tarancón y a otro brigadier, Senra, la de Aranjuez frente al general francés Victor; con él iba Pedro Agustín Girón; atacaron la noche del 24 de diciembre, fracasando. Acudió Víctor, quien el 1 de enero de 1809 derrotó a Venegas y Senra, en una de las batallas más desastrosas para España de aquella guerra.

    Puesto al frente de un ejército en Andalucía recibió propuestas de Sebastiani de adherirse a José Bonaparte. En julio de 1809, con un ejército de los mejores que se pudieron organizar y a sus órdenes Lacy, Giron y Vigodet, avanzó desde La Mancha hacia el norte, amenazando a Toledo, Aranjuez y Ocaña y más allá a Madrid. Pero, a pesar de la victoria de Talavera, se limitó a quedarse en Aranjuez, donde el 5 de agosto se rechazó un ataque francés; cruzaron los franceses el Tajo por Toledo y concentró Venegas sus fuerzas en Almonacid, donde le atacó Sebastiani el 11 de agosto, y sufrió otra derrota, dispersándose los españoles hasta Sierra Morena. Le sucedieron en el mando del ejército de La Mancha Eguía y luego Areizaga, que sufrió otro desastre en Ocaña.

    Siendo regente en 1810 su tío Francisco de Saavedra fue nombrado virrey de México (1810-1813), cuando ya el virreinato se hallaba en momentos muy críticos en sus relaciones con la metrópoli. Sustituyó al arzobispo Lizana y llegó a México, tomando posesión el 13 de septiembre de 1810 y el 16 Hidalgo lanzó el grito de Dolores, iniciando la insurgencia. Supo contener las primeras avalanchas de los independientes mexicanos, encomendando el mando de las tropas, reunidas apresuradamente a Calleja y Manuel Flon.

    Hizo frente Venegas a la situación, con medidas militares, represión de los insurgentes, obtención de medios económicos y tuvo que implantar las disposiciones liberales llegadas de la metrópoli, como la libertad de imprenta, la Constitución de Cádiz, la elección de diputados a las Cortes, el nuevo régimen municipal y provincial, que favorecía a los desafectos. El prestigio ganado por Calleja hizo que por orden del gobierno español, fuera relevado del virreinato por este, que tomó posesión el 13 de febrero de 1813 dejando Venegas el país en plena guerra y en los momentos de auge de Morelos. Fernando VII, reconociendo su lealtad a la corona, le premió con los títulos de marqués de la Reunión y de Nueva España. De regreso en la Península fue aún capitán general de Galicia (1818). Más adelante fue miembro del Estamento de Próceres de 1834 a 1836.

    VILLA, Justa de la - EZQUERRA, Ramón, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, T. N-Z, pág. 932.