José Sarmiento de Valladares

    Retrato de José Sarmiento de Valladares.

    Retrato de José Sarmiento de Valladares


    Biografía

    JOSÉ SARMIENTO DE VALLADARES, virrey de Nueva España (1643-1708; 1696-1701). Conde de Moctezuma y de Tula. Virrey de Nueva España (1696-1701). Su esposa doña María Andrea Moctezuma Jofre de Loaisa, era cuarta nieta del emperador azteca por su hijo don Pedro Pohualicahualt. Sus primeras medidas como virrey estuvieron encaminadas a poner remedio al hambre y escasez que se notaba en Mexico, producidas por la pérdida de las cosechas; hizo traer de varias partes cantidades suficientes de grano que, encerradas en la alhóndiga de la capital se distribuían a buenos precios con las medidas necesarias para evitar escándalos; a pesar de todas las precauciones, el 19 de marzo de 1697 el pueblo se amotinó ante el palacio, pidiendo a gritos pan. El virrey disolvió el tumulto, sacando a la calle a la fuerza armada; pocos meses después el aumento de maíz resolvió el problema. Trató de remediar la inseguridad del país dictando severas providencias contra ladrones y salteadores. Se preocupó de activar el trabajo de las minas paradas por falta de azogue, encargando al gobernador de Filipinas que comprara la mayor cantidad posible en China y lo embarcase para Acapulco.

    Se trasladó al palacio de los virreyes comenzado a restaurar por el conde de Galve, después del incendio de 1695. Impulsó las misiones del padre Salvatierra y otros jesuitas, que consiguieron grandes de adelantos en California, creando en el puerto de Loreto la capital en aquella extensa comarca. La llegada a España de la flota de Veracruz a fines de 1699, consiguiendo escapar de los corsarios franceses fue objeto de júbilo general, pues en ella se contenían las esperanzas del comercio de la colonia.

    En marzo de 1701 llegaba por el correo de Veracruz la noticia del fallecimiento de Carlos II y el cambio de dinastía. Adoptó Moctezuma las medidas propias del caso celebrando con gran solemnidad las exequias y, aunque era partidario del grupo que defendía los intereses de archiduque Carlos VI, cumple los deberes que le impone el cargo proclamando solemnemente a Felipe V como rey de España y de la Indias. Los gobernantes españoles a los que su mando en México no podía ser grato cedieron fácilmente a conceder el permiso que anteriormente había solicitado para retirarse del cargo.

    Antes de terminar el año de 1701, después de cuatro años de virrey, en que se mostró muy prudenteP. Calvo, Los tres siglos de México, México. 1852, pág. 119, volvió a entregar el gobierno a don Juan Ortega Montañés, embarcando para España, donde se le prodigaron honores y consideraciones. Está enterrado en la catedral de México.

    VILLA, Justa de la, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, T. N-Z, pág. 621.