Juan Vicente de Güemes

    Juan Vicente de Güemes.

    Retrato de Juan Vicente de Güemes


    Biografía

    JUAN VICENTE GÜEMES PACHECO DE PADILLA, virrey de Nueva España (1738-1799; 1789-1794). [La Habana-Madrid)]. Hijo del anterior, segundo conde de Revillagigedo, fue virrey de Nueva España de 1789 a 1794. Sucedió a Manuel Antonio Flórez. En este cargo se mostró íntegro y activo, haciendo que su gobierno sea considerado como uno de los mejores —para algunos historiadores, el mejor de los virreyes— y su memoria respetada por todos los habitantes de MéxicoAlcázar Molina. Los virreinatos en el siglo XVIII, pág. 92, Barcelona-Buenos Aires, 1945. Desde los primeros días de su llegada puso de manifiesto sus cualidades de mando con motivo del sensacional crimen cometido en casa del conocido comerciante don Joaquín Dongo; fueron asesinadas once personas para efectuar el robo de dinero y objetos de valor; la tramitación del proceso y el castigo de los culpables fueron realizados rápidamente, dando satisfacción al pueblo, que esperaba ver efectuar pronto justicia contra los delincuentes.

    Allanó los obstáculos para poner en práctica muchos de los proyectos que sus predecesores no habían podido llevar a cabo. Modificó favorablemente todos los ramos de la administración, cooperó al establecimiento de las intendencias. reorganizó los tribunales de justicia y la política, se preocupó de la defensa de las costas. Fundó escuelas populares para los indios; la enseñanza superior le debe la creación de la Escuela de Minas (1792) y los cursos de Botánica, Anatomía y Fisiología. Ordenó recoger numerosos manuscritos referentes a la historia de México. Hizo practicar excavaciones, en las que se descubrió la famosa piedra del sol o calendario azteca (1790), Estableció un correo bisemanal entre México y las intendencias de provincia. También fueron objeto de su actividad el embellecimiento de la capital y el arreglo de los caminos.

    Cumpliendo órdenes del rey envió una expedición a California para asegurar las posesiones que España tenía en aquel departamento, lo que suscitó dificultades con Inglaterra, enviando a la corte una Memoria detallada sobre este asunto. Cuestión de Nutka y expediciones de Bodega, Malaspina, Alcalá Galiano y Valdés; la de Caamaño dio el nombre de Revillagigedo a una isla de la costa de Alaska (América del Norte). Muy aficionado a las tendencias de su época, se rodeó de una serie de servidores franceses, que se quedaron en México, y que fueron después objeto de procesos inquisitoriales por sus ideas revolucionarias, y que formaron las primeras logias del país.

    La Instrucción reservada que dejó a su sucesor don Miguel de Grua Talamanca ha sido considerada como el código más acertado para el gobierno de las colonias. Su rectitud y severidad le concitaron el odio de algunos funcionarios y, en vez de que su nombre se perpetuara con inscripciones que recordasen sus insignes servicios, concluido el tiempo de su administración en el juicio de residencia, fue acusado por el Ayuntamiento de esta ciudad, que tantos beneficios le debíaAlamán Lucas, Disertaciones sobre la historia de la Republica mexicana, México, 1844 página 264. El fallo dado por el Consejo de Indias fue justo y honorable, El Juicio de residencia fue publicado en 1933, como homenaje a Revillagigedo, por el Ayuntamiento de México. Fue luego director general del Real Cuerpo de Artillería; también comendador de la Orden de Calatrava y perteneció a la de Carlos III.

    VILLA, Justa de la, José - EZQUERRA, Ramón, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, T. F-M, págs. 275-276.