PEDRO CASTRO Y FIGUEROA, Virrey de México (?-1741; 1740-1741).

Duque de la Conquista y marqués de Gracia Real, fue nombrado Virrey de México por Felipe V para sustituir en el gobierno de México al arzobispo Juan Antonio de Vizarrón. Desembarcó en su territorio en 30 de junio de 1740, después de una peligrosa travesía en que perdió la credenciales del cargo, a consecuencia de lo cual la Audiencia no se avino a reconocerlo y solo lo hizo a instancias de su predecesor. Tomó posesión del virreinato en 17 de agosto de 1740 y tuvo que afrontar condiciones poco favorables debidas a la escasez de recursos necesarios para hacer frente al estado de alarma creado por las continuas hostilizaciones inglesas en las líneas fronterizas y en las costas. Poco duró su gobierno, pues fallecía el 22 de agosto de 1741, desde cuya fecha y hasta 1742, en que tomó posesión su sucesor, Pedro de Cebrián, el gobierno fue desempeñado por la Audiencia.

BRAVO, Pedro, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, T. A-E, pág. 778.