ANTONIO MARÍA BUCARELLI Y URSÚA, Virrey de México (1717-1779; 1771-1779). [Sevilla-México].

Hijo de los marqueses de Vallehermoso; entre sus hermanos figuran Francisco de Paula, gobernador del Río de la Plata, y Nicolás, capitán general de los ejércitos y que reconquistó Orán. Antonio fue cadete desde muy joven y caballero de la Orden de San Juan, en la que llegó a la dignidad de bailío. Tomó parte en las campañas de Italia, hasta 1748; vuelto a España ascendió a brigadier y fue encargado de la organización de varios cuerpos; en 1757 fue comandante de la caballería que invadió Portugal y luego ascendió a mariscal de campo e inspector general de caballería. En 1766 fue nombrado capitán general de Cuba. Según Pezuela fue uno de los más virtuosos y firmes gobernadores de la isla.

Continuó las obras iniciadas por el conde de Ricla, reprimió los excesos de la soldadesca, persiguió el contrabando y cumplimentó la expulsión de los jesuitas. En 1769 llegó O'Reilly y en catorce días puso Bucarelli a su disposición 2.500 hombres y material para la sumisión de Luisiana. De Cuba pasó a Nueva España, como virrey (1771). Ya en La Habana se había distinguido por sus obras públicas y de defensa militar (construyó los fuertes del Morro y de Atarés), y en México prestó también especial atención a este aspecto de su gobierno. A él se deben la terminación de los fuertes de San Juan de Ulúa y de Perote y el castillo de San Diego en Acapulco, y en la capital, el trazado del paseo que llevó su nombre y que hoy se llama de la Reforma, y la Plaza de Toros, entonces la mejor del mundo español.

Asimismo fundó la Casa de recogidas, el Hospicio de pobres, la Casa de expósitos y el Monte Pío; hizo construir la Aduana, la Casa de la Moneda y el edificio de la Acordada, y que el Consulado construyese el convento y hospital de San Hipólito. Adquirió tanto crédito con el comercio mexicano que logró le prestasen 2.800.000 pesos bajo su palabra, parte en 300 barras de plata que sirvieron de fondo para el Monte de Piedad y para restablecer el giro de la Casa de la Moneda, donde luego dejó otro tanto y consiguió que varias corporaciones efectuasen un cuantioso donativo al rey para las necesidades del Estado. También reunió la primera Junta de Minería.

Hizo frente a las sublevaciones de los indios apaches, seris y pimas; hizo explorar el camino a Monterrey (Anza) y promovió la exploración de la costa del Pacífico (América del Norte); fomentó también el nuevo departamento marítimo de San Blas. Gozó de tal confianza ante el monarca que este por excepción le relevó dos veces del juicio de residencia. Murió el 9 de abril de 1779 y fue enterrado en la basílica de Guadalupe. Es autor de algunas obras sobre su virreinato.

TUDELA DE LA ORDEN, José - EZQUERRA, Ramón, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, T. A-E, pág. 598.