Retrato de Álvaro Manrique de Zúñiga.Retrato de Álvaro Manrique de Zúñiga

ALONSO MANRIQUE DE ZÚÑIGA, virrey de Nueva España (1535?-1596; 1585-1590 ) . Militar castellano, vasco por línea materna, murió en Madrid hacia 1596. I marqués de Villamanrique, hermano del duque de Béjar. VII virrey de Nueva España, cargo en el que sucedió a Pedro Moya de Contreras, debió afrontar durante su mandato diversos conflictos internos y numerosas incursiones piratas. para hacer frente a estas últimas, llamó a las milicias y ordenó que las naves ancladas en Acapulco estuvieran listas para entrar en combate; sin embargo, no pudo impedir que algunos galeones, como el Santa Ana, cayeran en manos de los corsarios ingleses Cavendish y Drake antes de la retirada de estos.

Su gobierno, por otra parte, fue un foco de constantes enfrentamientos y tensiones internas. En el inicio de su mandato (1586) se enfrentó a agustinos, dominicos y franciscanos, al exigir el cumplimiento de una Real Cédula que no había aplicado el virrey Enríquez de Almansa, según la cual debían secularizarse los curatos; tras apelar al rey y al Consejo de Indias, los religiosos obtuvieron la abolición de la orden. Más tarde disputó a la Audiencia de Guadalajara la jurisdicción de unos territorios que, según aquella, le pertenecían, circunstancia que dio lugar a una serie de disturbios que pudieron haber desembocado en una guerra civil. Felipe II, informado de estos sucesos, decretó la suspensión de su virreinato y nombró a Luis de Velasco como su sucesor en el cargo.

El obispo de Tlaxcala, nombrado visitador, se encargó se instruir el proceso abierto contra Manrique. Por la sentencia, que resultó extremadamente severa debido a los resentimientos particulares, le fueron embargados todos sus bienes —incluso las ropas de su mujer—, que no logró restituir, ni siquiera tras su regreso a España.