FERNANDO DE ALENCASTRE NOREÑA Y SILVA, Virrey de México (?-1717; 1711-1716). [?-México]. Duque de Linares y marqués de Valdefuentes.

Se dedicó a hacer frente a la situación de desbarajuste que encontró a su llegada y corregir los abusos e inmoralidades de empleados y clero. En el terremoto de 1711 y en el hambre y peste de 1714 se pusieron de manifiesto sus bondades y caridad, socorriendo a los desvalidos y utilizando no solo los fondos propios de su cargo, sino los suyos particulares. Estableció misiones en la provincia de Texas, trabajando con empeño en fundar pueblos españoles. En Nueva León se fundó una colonia que llevó su nombre. Durante su gobierno fue poblado el real de asientos y el de Manipi, y se continuó la reducción de Sierra Gorda.

A consecuencia del tratado de Utrecht se agrava la crisis económica, pues los ingleses, al amparo del comercio de negros, introducen mercancías fraudulentamente, siendo fuente inagotable de disputas y conflictos. Prestó particular interés en reconstruir la armada de Barlovento para evitar los ataques de aventureros y corsarios y dispuso fueran alineadas las fortificaciones de la laguna de Términos, pues, a pesar del armisticio, los ingleses se apropiaban de más de cien mil quintales de madera al año. No obstante sus buenas cualidades, energía y talento, no consiguió mejorar en mucho la triste situación de Nueva España conocida por la Instrucción, que dejó a su sucesor Baltasar de Zúñiga. Cesó en 1716, pero sus muchos achaques le impidieron volver a España, muriendo en México en 1717.

VILLA, Justa de la, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, T. F-M, pág. 113.