Juan Manuel de Rosas

Jaime Vicens Vives

Juan Manuel de Rosas. Retrato de Juan Manuel de Rosas

JUAN MANUEL DE ROSAS, presidente de la Argentina (1793-1877). Entre la independencia y la consolidación de los estados hispanoamericanos, transcurre un período de intranquilidad y de crisis motivado por la escasa madurez de las nuevas formaciones políticas. En este período, entre las utópicas constituciones democratizantes y la ardua realidad de cada dia, surgieron las figuras de los caudillos, cuya misión histórica, sumamente criticada por las generaciones posteriores, fue servir de puente de una a otra de las etapas indicadas. Este es, precisamente, el lugar que ocupa Juan Manuel de Rosas en la historia de la Argentina. Dotado de no despreciables cualidades políticas, con un conocimiento exacto de las necesidades del país; patriota exaltado, enérgico e intransigente; implacable contra sus adversarios políticos, intrigante, astuto y sanguinario, implantó en la Argentina una dictadura que sus enemigos calificaron de salvaje . En realidad, Rosas no solo luchó contra la oligarquía unitaria bonaerense, sino contra el caciquismo reaccionario de las provincias, y en esta contienda logró sintetizar el futuro del país en una fórmula federalista en la que Buenos Aires ejercía un papel preponderante.

Descendiente de una de las principales familias del coloniaje, Juan Manuel de Rosas nació en Buenos Aires el 30 de marzo de 1793. Asistió en su juventud al nacimiento del estado argentino, en cuya vida en cuya vida no debía intervenir hasta algunos años más tarde. Criado en la libertad de la estancia paterna, participando en los gustos y en la existencia de los gauchos, logró formar una lucida hueste de caballería, con la que intervino en las luchas políticas que se encendieron, hacia 1825. entre unionistas y federalistas. Teniente de federalista Dorrego, fue derrotado con este en Navarro por el general Lavalle (1828). Pero el poco caballeroso comportamiento del general unionista con su vencido, permitió a Rosas aliarse con el gobernador de Santa Fe e imponer su voluntad a Lavalle después de la batalla de Puente de Márquez (junio de 1829). Al año siguiente, la Sala de Representantes de Buenos Aires le eligió gobernador de la provincia y le dio el título de restaurador de las Leyes . Desempeñó este cargo durante tres años, en el transcurso de los cuales abatió al ejército centralista dirigido por el general Paz.

Al terminar su mandato emprendió una brillante campaña, contra los indios pampas, que amenazaban las estancias y la vida civilizada. Sus éxitos y el desgobierno en que de nuevo había caído Buenos Aires determinaron que se le concediera la dictadura provincial en abril de 1835. Desde esta fecha impuso su voluntad no sólo en Buenos Aires, sino también en las demás provincias argentinas. Sus mazorqueros combatieron el unitarismo, pero asimismo el caudillaje provincial. Su régimen político fue de hierro y sangre, pues tampoco sus enemigos perdonaron ocasión para socavar su poder.

Aparte la intranquilidad causada por los miembros de la Joven Argentina en Montevideo y Santiago, Rosas tuvo que dominar varios alzamientos, entre los cuales los acaudillados por Lavalle (1638-1841) y Paz (1840-1842, de nuevo, en 1846-1847). En las fronteras luchó contra el dictador de Bolivia Santa Cruz (1838-1839) e intervino en la política del Uruguay, de modo que a excepción de Montevideo, convirtió esta república en una dependencia argentina, Su arrogante política en el Río de la Plata provocó varios conflictos con Francia e Inglaterra. Rosas supo defender el prestigio del pabellón argentino, en particular durante la demostración naval anglo francesa del Paraná (1846).

El dictador cayó por la sublevación de sus propios generales. Urquiza, con el apoyo del Brasil y el Uruguay, derrotó a su ejército en Monte Caseros (3 de febrero de 1852). Rosas huyó a Inglaterra a bordo de una fragata británica. Murió en Swaythling, cerca de Southampton, el 17 de marzo de 1877.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, T. II, pág. 243.