Isabel Clara Eugenia

Datos biográficos

Dinastía: Habsburgo
Soberana de los P. Bajos: 1598-1621
Nacimiento: 12-VIII-1566
Fallecimiento: 1-XI-1633
Predecesor: Felipe II de España
Sucesor: Felipe IV de España

Biografía

Gobernadora de los Países Bajos, 1621-1633. Quien haya admirado el retrato de la infanta Isabel Clara Eugenia pintado por la sabia mano de Sánchez Coello, adivinará las causas de la preferencia que por ella sintiera su padre, Felipe II. En la infanta parecieron concentrarse los afanes paternos del poderoso rey de España, y apenas hubo plan de envergadura en los últimos años del reinado del Prudente en que no figurara el nombre de Isabel. Quiso dotarla con un trono, no hallando forma de que este fuera el de Francia, le otorgó el dominio de los Países Bajos, pacificados en su región meridional por la hábil política de Alejandro Farnesio.

Retrato de la infanta Isabel Clara Eugenia por Alonso Sánchez Coello.Retrato de la infanta Isabel Clara Eugenia por Alonso Sánchez Coello.

Primer fruto del tercer matrimonio de Felipe II, Isabel Clara Eugenia nació en Balsain el 12-VIII-1566, Su madre fue la princesa Isabel de Valois, hija de Enrique II de Francia, en cuya persona la leyenda ha desvirtuado la historia. La infanta perdió a su madre a los dos años de edad, y desde entonces vivió confiada a los cuidados de amas que la educaron en los sólidos principios del catolicismo. Felipe II pensó en su hija cuando concibió su gran proyecto de aniquilar el orgullo de Inglaterra. Pero la infanta ocupó un primer plano histórico cuando murió su tío materno Enrique III de Francia en 1589 y se planteó en este país la cuestión sucesoria, agudizada por las luchas de religión. Isabel Clara Eugenia, como nieta de Enrique II, tenía ciertos derechos a la corona francesa, que desde luego no pudieron recabarse a causa de la ley sálica que regía la sucesión en el trono de San Luis. La conversión al catolicismo de Enrique IV de Borbón en 1593 aventó las últimas esperanzas de Felipe II en este sentido.

Cuatro años más tarde, sintiendo el monarca español llegar el fin de sus días, decidió, en la reorganización de sus dominios en Europa, otorgar a su hija predilecta la soberanía de los Países Bajos, estimando que de esta manera pondría fin a la insurrección de las Provincias Unidas del Norte. El 6-III-1598 firmó la dotación de Isabel Clara Eugenia. Como esposo y como apoyo en la dura misión que le esperaba, Felipe II le dio a su primo Alberto de Austria. La boda se efectuó por poderes el 15-XI-1598, y el 18-IV-1599 los cónyuges recibían en Valencia la bendición nupcial.

El gobierno de los archiduques en los Países Bajos se inició el 6-IX-1599, fecha en que hicieron su entrada solemne en Bruselas. Apoyados por las tropas españolas, lograron reconquistar algunas plazas que estaban en poder de los rebeldes como Ostende (1604); pero a pesar de este éxito no pudieron vencer el espíritu de oposición de los holandeses, acaudillados por Mauricio de Nassau.

En 1609 firmaron una tregua de Doce Años, la cual permitió una era de relativa prosperidad, aunque el comercio y la industria de Amberes, Brujas y Gante había sufrido un gravísimo golpe durante las últimas convulsiones. En 1621 finalizó la mencionada tregua; y como el 13 de julio del mismo año moría su esposo, Isabel Clara Eugenia decidió ceder sus Estados a Felipe IV. Ingresó en la orden de religiosas clarisas; pero no se apartó de los asuntos públicos, pues conservó el título y el oficio de gobernadora de los Países Bajos hasta su muerte, acaecida en Bruselas el 1-XI-1633.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, Tomo II, pág. 54.