Eduardo IV de Inglaterra

Datos biográficos

Rey de Inglaterra: 1461-1483
Nacimiento: 28-IV-1442
Fallecimiento: 8-IV-1483
Predecesor: Enrique VI
Sucesor: Eduardo V
Padre: Ricardo de York
Madre: Cecilia Neville

Biografía

Monarca típico de la gran crisis política inglesa conocida con el nombre de guerra de las Dos Rosas. Eduardo IV (VII según otros autores), fue rey de un bando y no de una nación. Sin embargo, supo granjearse una popularidad notable entre los ciudadanos de Londres por sus modales amables (actitud política) y la protección que en todo momento prestó a los intereses mercantiles de la ciudad. Debido al carácter enconado de la guerra civil, fue severo, aunque no cruel. Como hombre del Renacimiento, implantó en Inglaterra el primer tipo de monarquía despótica que conoció aquel reino y que luego habían de ampliar los Tudor.

Eduardo IV AnónimoEduardo IV Anónimo

Su juventud transcurrió en un ambiente de intrigas, aventuras y batallas. Hijo de Ricardo, duque de York, y de Cecilia Neville, nació en Ruán el 28-IV-1442, y se educó en la residencia de Ludlow, en Inglaterra, de la que tuvo que fugarse cuando, habiéndose iniciado la guerra de las Dos Rosas entre los partidarios de Enrique VI Lancaster y los de su padre, este fue derrotado en Ludlow el 13-X-1459.

Al año siguiente acompañó a su primo y tío, los barones de Salisbury y Warwick, en la empresa que terminó con la victoria de Northampton (10-VII-1460). Después de este éxito, su padre fue reconocido sucesor de Enrique VI; pero al cabo de pocos meses, fue sorprendido y muerto en la acción de Wakefield (30-XII). Reaccionando con rapidez, Eduardo reunió un ejército que, a su vez, obtuvo la victoria sobre los lancasterianos en Mortimer´s Cross (2-II-1461).

Aclamado por los londinenses, fue elegido rey por los yorquistas el 4 de marzo siguiente. Ratificó este título en los campos de batalla de Towton, donde el 28 del mismo mes logró el éxito decisivo. Triunfaba la rosa blanca de los York. Pero la victoria sobre el bando de los Lancaster había convertido al joven monarca en tutelado de Warwick, el fautor de reyes. A pesar de la coacción moral y material de su primo, Eduardo logró poco a poco sacudirse su influencia.

Paso decisivo fue el enlace con Isabel, hija de Ricardo de Woodville, que le prestó el auxilio de esta poderosa familia (1464). Cinco años más tarde, el rey rompía con Warwick. Este, aliado con el duque de Clarence, hermano de Eduardo IV, logró apoderarse de la persona del monarca en Middleham (1469). Seis meses después, Eduardo huía de Inglaterra, mientras Warwick restituía en la corona a Enrique VI.

Refugiado en la corte de su cuñado Carlos el Temerario de Borgoña, Eduardo IV obtuvo de este recursos y subsidios para rescatar el trono. En marzo de 1471 desembarcó en Inglaterra, donde derrotó a Warwick en Barnet (14 de abril) y a los lancasteristas en Tewkesbury (14 de mayo). En aquella batalla murió Warwick, y en esta el príncipe Eduardo, hijo de Enrique VI, quien a su vez pereció el 21 de mayo a manos, probablemente del duque de Gloucester.

Desembarazado de sus rivales y sin nadie que pudiera disputarle el trono, Eduardo IV gobernó con mano enérgica hasta el 8-IV-1483, en que murió de dolencia natural en Westminster. Durante esta etapa de su reinado fue subvencionado con largueza por Luis XI de Francia, contra quien había sostenido una pequeña guerra en 1485 con motivo del apoyo que él prestaba a la causa de Carlos el Temerario.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, Tomo I, págs. 188-189.