Juana Seymour por Hans Holbein.Juana Seymour por Hans Holbein.

JUANA SEYMOUR, reina consorte de Inglaterra (1509-1536; 1536). El 19 de mayo de 1536 rodaba la cabeza de Ana Bolena a los pies del verdugo. Aquel mismo día Enrique VIII de Inglaterra vistió de blanco en señal de alegría —tan cínico era—, y al día siguiente contrajo matrimonio con Juana Seymour, hija de Juan Seymour, señor de Wolf Hall, en Wiltshire, y nacida en este lugar en 1509. Dícese que Juana realizaba una nueva versión del sentimiento amoroso del monarca inglés, pues con su elegancia y su gentil porte venía a reemplazar la gravedad española de Catalina de Aragón y la libertad de costumbres que Ana Bolena había adquirido en la corte de Francisco I de Francia. La ascendencia de Juana Seymour en la corte real de Inglaterra corresponde al declive de la influencia de Ana Bolena. En realidad, Enrique VIII sostuvo a su segunda esposa hasta que no se dilucidó el divorcio de Catalina de Aragón. Pero muerta esta intachable señora, quiso prescindir de Ana, seducido por la presencia de varias damas de la reina, entre las cuales Margarita Shelton.

Pero la corona no fue para esta, sino para Juana Seymour, mucho más hábil en su misma aparente candidez. Haciéndose codiciar por Enrique VIII, logró verse elevada al trono, de Inglaterra, a la mañana siguiente de la ejecución de su rival. No sabemos qué futuro habría tenido esta boda, si la reina no hubiese muerto el 24-X-1537, doce días después de haber dado a luz a un heredero de la corona de Enrique VIII, a consecuencia de las dificultades que se presentaron en el transcurso del parto. La misma brevedad de su reinado explica la insignificancia de su papel histórico, que se limita a la maternidad de Eduardo VI y al desarrollo político de la casa de los Seymours, en particular de sus hermanos Eduardo —futuro lord Protector y duque de Somerset— y Thomas —gran almirante de Inglaterra—.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, T. I, pág. 257.