Thomas Cromwell

Datos biográficos

Político y juez inglés
Nacimiento: 1485
Fallecimiento: 28-VII-1540

Biografía

¿Quién se hubiera atrevido a profetizar que el hijo de aquel Walter Cromwell, el herrero de Putney, tan conocido por su mala fama, llegaría a ser en su madurez canciller del reino y el hombre público más influyente de Inglaterra después de la graciosa —y veleidosa— majestad de Enrique VIII? Pues, así fue. Thomas Cromwell llegó al poder no precisamente por la puerta de las virtudes y el saber, sino por la de la intriga, la adulación, las malas artes, la energía y la violencia.

Thomas Cromwell Hans HolbeinThomas Cromwell por Hans Holbein

Es un ejemplar típico del hombre nuevo, que ascendía gracias a sus propias cualidades —buenas o malas. También fue, y la importancia histórica de su obra sube varios grados, el hombre que con Tomás Cranmer implantó la reforma protestante en Inglaterra. Para llevar a cabo esta profunda transformación se requería en el poder una persona de muy pocos escrúpulos morales y religiosos, dispuesta a la violencia y a la lesión de todos los intereses que no fueran los de la monarquía despótica. Enrique VIII halló este hombre, verdadera hechura suya, en Cromwell.

En su juventud fue soldado de fortuna y peleó con los franceses en Garellano (1503). Luego entró en el mundo de los negocios, donde le acompañó la experta mano del banquero florentino Frescobaldi. Estuvo en Amberes antes de 1510, y apareció de nuevo en Inglaterra en 1512. Desde esta fecha se dedicó al comercio de la lana y al préstamo de moneda a los nobles de la corte. Hizo negocios fabulosos. El dinero le llevó a la política. En 1523 fue miembro del Parlamento, y desde entonces giró alrededor de la órbita del cardenal Wolsey. Cuando este perdió el favor de Enrique VIII en 1529, Cromwell supo maniobrar de tal manera que fue el único satélite de Wolsey que no resultó perjudicado por la medida. En este mismo año prestó señalados servicios a la monarquía a través del duque de Norfolk.

La ruptura de Enrique VIII con Roma no fue influida por Cromwell. Pero sin duda de ningún género, este fue el encargado de llevar a cabo la odiosa tarea de ejecutar el Cisma en Inglaterra. De 1532 a 1539 Tomás Cromwell es el responsable de la denominada política de ejecución. Miembro del Consejo Privado y virrey en los asuntos espirituales, Cromwell llevó a cabo la disolución y confiscación de los monasterios y sus bienes (1535) y la instauración del poder civil sobre el eclesiástico en 1536 y 1538. En esta fecha su influencia era tan considerable que llegó a dirigir la política exterior de Inglaterra. Obra suya fue el enlace de Enrique VIII y Ana de Cléveris (1539), y la política filo protestante de la corte.

El fracaso de aquel matrimonio determinó el final de la carrera de Cromwell. Le faltó desde entonces el favor real y sus enemigos —Norfolk y Gardiner pudieron vengarse de las humillaciones sufridas. Acusado de traición el 10 de junio, fue ejecutado el 28 de julio en Tower Hill. Dícese que al morir abjuró sus errores y declaró su fe en la Iglesia a la que había causado tantos y tan irreparables daños.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, Tomo I, pág. 260.