Enrique V de Inglaterra

Datos biográficos

Rey de Inglaterra, 1413-1422
Nacimiento: 19-VIII-1387
Fallecimiento: 31-VIII-1422
Predecesor: Enrique IV
Sucesor: Enrique VI
Padre: Enrique IV
Madre: María Bohum

Biografía

Rey de Inglaterra, Hijo mayor de Enrique IV y de María Bohum, n. en Monmouth en 19-VIII-1387 y m. en el castillo de Vincennes (Francia) en 31-VIII-1422. Educado desde muy niño en el ejercicio de las armas, sus primeros esfuerzos militares no fueron muy venturosos, pues teniendo trece años mandó una expedición contra el Gales, que fue derrotada por Glendower. Tres años más tarde se hallaba presente en la batalla de Shrewsbury, y en 1408 tomó el desquite contra Glendower, haciéndole refugiarse en las montañas de Snowdon.

Enrique V AnónimoEnrique V Anónimo

Al propio tiempo, su posición en el Consejo, a la cabeza del cual se le ve desde 1410, le hizo adquirir experiencia en los negocios de Estado, y demostró la confianza que más tarde pudo ponerse en su habilidad política. Las historias acerca de la prodigalidad y disolución que mostró en su juventud, son infundadas e improbables, si se tiene en cuenta lo ya mencionado. Aun cuando parece ser que su padre sintió algunos celos por su popularidad, de hecho estuvo al frente de los negocios durante algunos años antes de la muerte de Enrique IV. Tres semanas después de este acontecimiento (3 de Abril de 1413) fue coronado y tomó posesión del trono con la entera simpatía de todas las clases de la nación.

Tan unánime fue el apoyo que encontró en el Parlamento, que los negocios constitucionales cesaron de tener interés durante casi todo su reinado. En lo tocante a la politica religiosa, siguió el derrotero marcado ya desde 1401, demostrando mayor sinceridad que su padre. Su persecución contra los heréticos dio lugar a una conspiración dirigida contra él y sus hermanos, pero descubierta, fue castigada con severidad (1414).

Sir Juan Odcastle, jefe de la secta de los loliardos, fue condenado a la hoguera, y aun cuando pudo escapar durante algún tiempo, fue detenido en 1417, cumpliéndose la sentencia.

La ortodoxia de Enrique le puso en relaciones con el emperador Segismundo, ocupado entonces en llevar a buen término los asuntos de la Iglesia en el Concilio de Constanza, y su asistencia fue muy beneficiosa para la recta solución del gran cisma. Pero la gran labor de su vida fue la conquista de Francia.

La conquista de Francia

Con este objeto dio una especie de amnistía general al subir al trono e hizo un llamamiento a la nación solicitando su ayuda. La guerra fue resuelta por el Parlamento, y Enrique expuso sus reclamaciones. Sus embajadores exigieron a Carlos VI la Normandía, la Torena, el Anjou, el Maine y el Ponthieu, además de los países cedidos por el tratado de Bretigny, en toda soberanía, la mano de su hija Catalina y una dote considerable.

Las negociaciones no podían llegar a un acuerdo; semejantes proposiciones demostraban claramente las ideas belicosas de los ingleses, Enrique, después de prevenirse para la defensa de las fronteras de Gales y de Escocia, en su ausencia, y de haber hecho fracasar un complot en favor de su primo, el conde de March, se embarcó en Porchester, en Agosto de 1415, con 30.000 hombres instalados en 1.500 naves, Harfleur fue tomada en 22 de Septiembre.

El 5 de Octubre se resolvió marchar sobre Calais a través del territorio enemigo, enviando a Inglaterra la flota con los enfermos, muy numerosos, y dejando una guarnición en Harfleur. Con unos 15.000 hombres emprendió el rey aquella expedición, bastante arriesgada. En 17 de (Octubre tuvo lugar, delante de Corbie, un combate muy vivo. El 19, el ejército pasó el Soma en Bethencourt. El 25, los ingleses, acampados en Maisoncelles, cerca de Azincourt, fueron atacados por un fuerte ejército francés, al cual derrotaron totalmente. El 29 estaban en Calais. Enrique regresó a Londres triunfante.

Los dos próximos años se pasaron en preparativos para la guerra y en solventar algunas dificultades de orden interior y diplomático. En 1417 Enrique V invadió de nuevo Francia, tomó a Ruán (1419), y, con la ayuda del partido borgoñón, forzó a Carlos VI a acceder a su demanda.

Los preliminares de la paz condujeron, en 24 de Mayo de 1420, a la conclusión del famoso tratado de Troyes. Enrique V obtuvo la mano de Catalina y fue reconocido como heredero del reino de Francia a la muerte de Carlos VI. Después de la celebración del matrimonio (2 de Junio), el rey hizo una campaña en Borgoña, donde se apoderó de Sens y de Montereau. Esto cumplido, y ratificado en París el tratado de Troyes, Enrique y Catalina se dirigieron a Inglaterra. En 24 de Febrero de 1421, Catalina fue coronada en Westminster.

La corte estaba en York. cuando se supo la noticia de la muerte y derrota del duque de Clarence en Beaugé. El Parlamento se reunió en 2 de Mayo para votar los fondos necesarios a una tercera expedición. Después de haber casado y enviado a su país al joven rey de Escocia, que había retenido en su corte durante tantos años, Enrique dejó por última vez Inglaterra, en 10 de Junio. Después de obtener algunas ventajas en el suelo francés, la debilidad y el cansancio le acarrearon una dolencia de la que murió a los pocos días.

Era un gran general, un político conspicuo, un hábil diplomático y un hombre generoso, inteligente, quizá uno de los reyes más nobles y populares de Inglaterra. Puede echársele en cara su excesivo rigor en las persecuciones religiosas y el haber envuelto a su país en una guerra tan infructuosa como injusta.

VARIOS AUTORES, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, Ed. Espasa-Calpe, 1991, t. 20 págs. 55-56.