Guillermo III de Inglaterra

Datos biográficos

Dinastía: Nassau
Rey de Inglaterra, 1688-1702
Nacimiento: 14-XI-1650
Fallecimiento: 8-III-1702
Predecesor: María II
Sucesor: Ana I

Biografía

Su juventud fue triste y perturbada por los acontecimientos políticos. Hijo póstumo de Guillermo II de Orange, nació en la Haya el 14-XI-1650, pocos días después de que su padre muriera, de modo casi repentino, sin poder consolidar la obra política que había iniciado contra la burguesía holandesa. En tales circunstancias triunfó la burguesía, acaudillada por Juan de Witt. El cargo de estatúder no fue confirmado por varias provincias en la cabeza del niño, e incluso la Gran Asamblea de 1651 dictaminó que nunca podrían unirse en una sola mano los poderes civiles y militares.

Guillermo III de InglaterraGuillermo III de Inglaterra

A mayor abundamiento, Inglaterra exigió en 1654, por el tratado de paz de Westminster, que el príncipe fuera excluido en lo sucesivo de los cargos de estatúder, almirante o capitán general de los Países Bajos. El Acta de Exclusión de 1654, aprobada después de cierta resistencia gracias a Juan de Witt, interesaba tan solo a Cromwell, quien veía en el príncipe Guillermo a uno de los posibles herederos de la corona de los Estuardos, pues era hijo de María, hija de Carlos I.

Guillermo de Orange creció en la Haya. En 1659 se trasladó a Leyden. para cursar sus estudios en aquella ciudad universitaria bajo la tutela de Zuylenstein. A medida de que se hacía mayor, aumentaba el número de sus partidarios, los cuales habían formado núcleos muy fuertes en Groninga, en Frisa y, especialmente, en Zelanda.

La restauración de los Estuardo en Inglaterra (1660) anuló automáticamente el Acta de Exclusión, y entonces se inició un pugilato entre los partidarios de los Witt y de Guillermo de Orange. A raíz de la guerra contra Inglaterra, los zelandeses obtuvieron en 1666 que le príncipe fuera adscrito al Consejo de Estado. Pero Witt era todavía poderoso. Así logró que se le confiara la educación de Guillermo, y por el edicto perpetuo de 1667 y el Pacto de Armonía del mismo año intentó poner nuevas trabas a la restauración del poder de los Orange.

Sin embargo, la agresión de Francia de 1672, hizo fracasar estos planes. Ante la amenaza de invasión, Guillermo III, a propuesta de Groninga, fue nombrado capitán general, aunque solo por una campaña. La derrota ante los ejércitos de Francia provocó la caída de los Witt, la sublevación de Holanda y Zelanda y el restablecimiento del cargo de estatúder en Guillermo de Orange (julio de 1672). En las difíciles circunstancias militares en que se hallaba, Guillermo supo dar pruebas de la más brillante tenacidad y energía. Puede decirse que con su obstinada defensa se inicia la reacción de Europa contra el poder de Luis XIV. Se mostró también hábil diplomático, pues gracias a su actuación supo atraerse preciosas alianzas que culminaron en la constitución de la Gran Alianza de la Haya.

En 1674 los ejércitos franceses evacuaban el país y en 1679 Luis XIV reconocía su independencia por la paz de Nimega. Mientras tanto, Guillermo había recibido el estatuderato hereditario de las provincias (1674) e instalado en el gobierno a sus adictos. Su posición política se robusteció gracias al enlace matrimonial que el 4-XI-1677 contrajo con su prima, María Estuardo, hija mayor del duque de York, futuro heredero de Carlos II de Inglaterra.

Durante los años de paz que siguieron a Nimega, Guillermo III se opuso continuamente a la política agresiva de Luis XIV en el continente. En esta lucha contra el Rey Sol, objetivo supremo de su vida, arrastró no solo a Holanda, sino también a Inglaterra, de cuyo país había recibido la corona a consecuencia de la revolución de 1688. Después de la huída de Jacobo II (diciembre), una Convención Nacional declaró reyes de Inglaterra a Guillermo y María el 13-II-1689.

Los nuevos monarcas otorgaron el Bill oh Rights, por el que se reconocían taxativamente varios principios constitucionales: entre ellos, el gobierno de la nación por el Parlamento. Guillermo reinó en Inglaterra hasta 1702, primero con su esposa María, luego solo, por la muerte de esta en 1694. Durante el invierno residía en Gran Bretaña, y al llegar el verano pasaba al continente para resolver los asuntos holandeses e intervenir en las guerras o negociaciones diplomáticas contra Luis XIV. Este cambio continuo de residencia favoreció el desarrollo del principio de responsabilidad ministerial ante el Parlamento.

Guillermo se preocupó principalmente de obtener subsidios para luchar contra Francia. Inglaterra y Holanda participaron en la guerra de la Liga de Augsburgo (1688-1697) y luego en la de Sucesión a la Corona española (1701-1713). Gracias a ambos conflictos, Inglaterra pudo alcanzar una posición hegemónica en los mares y en el continente europeo. Los tories obstaculizaron muchas veces el gobierno del rey, quien por otra parte, nunca fue muy apreciado por el pueblo. En junio de1701, el Acta de Establecimiento limitó el poder real. Pero Guillermo III supo arrastrar al Parlamento tras su política de guerra, de la cual no pudo ver el resultado, pues la muerte se lo llevó inopinadamente al sepulcro en Kensington el 8-III-1702.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, Tomo II, págs. 91-92.