Luis VI de Francia

Datos biográficos

Dinastía: Capetos
Rey de Francia: 1108-1137
Sobrenombre: el Gordo
Nacimiento: 1081
Fallecimiento: 1-VIII-1137
Predecesor: Felipe I
Sucesor: Luis VII

Biografía

Hijo de Felipe I y de Berta de Holanda, n. probablemente en París a fines de 1081 y m. en la misma capital en 1-VIII-1137. Se educó en la abadía de Saint Denis, y desde muy joven dio pruebas de sus condiciones para la guerra, combatiendo contra los ingleses; pero a causa de la antipatía de su madrastra Bertrada, que se oponía a su nombramiento de caballero, se retiró al condado de Panthieu.

Luis VI de FranciaLuis VI de Francia.

En 1101 hizo una expedición contra los señores de Montmorency, de Beaumont y de Mouchy, y en los ocho años que siguieron a su advenimiento hubo de defenderse de las intrigas de su madrastra. En 1108, después de una brillante historia militar, sucedió a su padre y continuó aplicándose a la obra de debilitar el feudalismo; especialmente contra el poderoso conde de Blois-Champaña, Tibaldo IV, hubo de luchar por espacio de veinticuatro años, al cabo de los cuales acabaron por aliarse. También de 1109 a 1128 peleó casi continuamente contra los ingleses y los normandos. Las hostilidades comenzaron en febrero o marzo de 1109 y con cortas treguas no cesaron hasta 1129, en que el rey de Inglaterra casó a su hija con el conde de Anjou, siendo el hecho más importante de esta guerra la derrota de Brémulo (20-VIII-1119), en que Luis perdió su caballo y su estandarte y hubo de refugiarse en un bosque.

Aliado constantemente del clero y del papado, en su época fueron establecidas muchas órdenes religiosas e intervino celosamente en los asuntos de la Iglesia, y cuando el cisma de 1130 entre Inocencio II y Anacleto, convocó un concilio en Etampes y reconoció como papa al primero. En su lucha contra el feudalismo favoreció a las clases populares, concedió privilegios a los habitantes de las localidades rurales y creó nuevas municipalidades, conservándose aún tres cartas o concesiones dictadas por él, especialmente las de Laon y Saint Amur. Sin embargo, al favorecer la creación de nuevas municipalidades, no le llevaba otro objeto que el de debilitar a sus vasallos, demasiado poderosos, y así extendió sus dominios a ciudades pertenecientes a señoríos particulares. Fundó también muchos hospitales y enfermerías.

Luis el Gordo, aunque sensual y vicioso, estaba dotado de notables prendas de carácter; su dulzura y su bondad fueron elogiadas por sus contemporáneos, así como su amor a la justicia y a los humildes, pero fue sobre todo un hombre de guerra y supo rodearse de hábiles colaboradores como Esteban de Garlande, el conde Raúl de Vermandois y el abad Suger. De su matrimonio con Alix o Adelaida, hija de Humberto II, conde de Saboya, tuvo ocho hijos: Felipe, coronado en 1129 y muerto de una caída de caballo dos años más tarde; Luis, asociado al trono desde octubre de 1132; Enrique, arzobispo de Reims; Roberto, de Dreux; Pedro, de Courtenay; Felipe, arcediano de París; Hugo; y Constancia, que casó en primeras nupcias con Eustaquio, conde de Boloña, y en segundas nupcias con Raimundo V, conde de Tolosa

VARIOS AUTORES, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, Ed. Espasa-Calpe, 1988, tomo 31 págs. 618-619.