Erico V de Dinamarca

Datos biográficos

Dinastía: Sweyn Estridsson
Rey de Dinamarca: 1259-1286
Nacimiento: 1249
Fallecimiento: 1259
Predecesor: Cristóbal I
Sucesor: Erico VI

Biografía

Erico V de DinamarcaErico V de Dinamarca

Rey de Dinamarca, llamado Glipping o Klipping (el de la falsa mirada), n. en la isla de Laaland en 1249 y m. asesinado en Finderup en 1259. Era hijo del rey Cristóbal I y de Margarita Sprenghert, hija de Sanbor, duque de Pomerania. Fue heredero de la corona en 1253 y en 1259 sucedió a su padre bajo la tutela de su madre, la que sostuvo enérgicamente los derechos de su hijo contra las pretensiones del duque de Sudjutlandia, llamado también Erico, hijo primogénito del difunto rey Abel, al que apoyaban el obispo de Roskilda y Jarinsar, príncipe de la isla de Rügen. Estos desembarcaron en la isla de Seeland (1259) y se apoderaron de Copenhague, pero después de esta victoria Jarinsar pereció asesinado por una mujer de Escania (1260).

Las fuerzas leales fueron derrotadas en Lohade por las del pretendiente, duque de Sudjutlandia (1261), quedando prisioneros el joven rey Erico y la regente Margarita. El primero fue entregado al pretendiente y luego enviado a la corte de Juan I, margrave de Brandeburgo, y Margarita recobró pronto la libertad gracias a la intervención de Alberto, duque de Brunswick que con sus tropas invadió el Holstein. Erico permaneció en la corte del margrave hasta 1264, que bajo promesa de matrimonio con Inés, hija de este, se le permitió regresar a su país.

Al hacerse cargo del gobierno, se vengó del duque de Sudjutlandia, apoderándose del ducado de Slesvig, el que agregó a la corona (1271), y aunque en 1273 cometió la falta de entregar al ducado a Valdemaro, hijo del duque Erico, pronto fue desposeído del mismo y encarcelado en el castillo de Soeborg (1275). Tuvo también que luchar en el interior con el arzobispo de Lund, Jacobo Erlandsen, quien hizo excomulgar al monarca por tres obispos sufragáneos de la metropolitana; pero estas diferencias concluyeron en 1275, gracias a la mediación del concilio de Lyon, comprometiéndose el soberano a la entrega de 15.000 marcos al arzobispo, en concepto de indemnización.

A partir de 1276 estuvo en guerra durante bastantes años con los suecos y noruegos. En 1269 concedió el derecho de justicia a la nobleza y al clero, que hasta entonces era una de las prerrogativas de la corona. Por sus violencias, malas artes y costumbres relajadas, se creó numerosos enemigos. Varios nobles le sorprendieron en Finderup, cerca de Viborg, descansando, durante una partida de caza, y con sus mazas le dieron muerte, causándole más de 56 heridas. Su asesinato. que tuvo lugar a raíz de un inmoral atentado contra la esposa de un noble dinamarqués, ha dado motivo a leyendas, dramas y óperas.

En 1273 se había casado con Inés de Brandeburgo, la que le dio dos hijos. Erico Menved y Cristóbal II, que fueron sus sucesores, y dos hijas. Margarita, que casó en 1298 con Birger, rey de Suecia, y Richisa, casada con Nicolás II de Werle, cuyos descendientes fueron los fundadores de la casa de Oldenburgo.

VARIOS AUTORES, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, Ed. Espasa-Calpe, 1991, t. 20.