Cristian II de Dinamarca

Datos biográficos

Dinastía: Oldemburgo
Rey de Dinamarca: 1513-1523
Rey de Noruega: 1513-1523
Nacimiento: 1-VII-1481
Fallecimiento: 25-I-1559
Predecesor: Juan I
Sucesor: Federico I

Biografía

Cristian II de DinamarcaCristian II de Dinamarca

El nombre de Cristian II va vinculado indisolublemente a un periodo de suma importancia en la Historia de los pueblos nórdicos: el de formación de los estados modernos y de introducción de la Reforma luterana. Por otra parte, Cristian II encarna el último intento de conservar el Imperio danés en Escandinavia y el Báltico, y una tentativa desgraciada para implantar el absolutismo monárquico en su país. Monarca del Renacimiento, en la más completa aceptación de esta palabra, Cristian II fue culto, patriota, bravo y buen político; pero estas cualidades fueron entenebrecidas por la suspicacia, el recelo y la crueldad. Esta parte de su carácter comprometió su obra y fue causa de sus desventuras.

Hijo del rey Juan y de Cristina de Sajonia, Cristián nació en el castillo de Nyborg el 19 de julio de 1481. Su juventud transcurrió en la corte de su padre, hasta que en 1503 fue nombrado virrey de Noruega. Ejercitó este cargo con singular capacidad, lo que permitía abrigar fundadas esperanzas sobre su futura sucesión al trono danés. Esta tuvo lugar en 1513. Al mismo tiempo fue proclamado rey de Noruega, pero los delegados suecos se negaron a designarle monarca de su país. Este hecho implicaba la ruptura de la Unión de Kalmar, cuya existencia se remontaba a un siglo antes. Desde 1514 Cristian II aprestó sus armas para reducir a los patriotas suecos, acaudillados por Stenon Sture. Después del fracaso de dos tentativas, el ejército danés logró derrotar al sueco en Bogesund y Tiveden (enero de 1520), éxitos que libraron Suecia a Cristián II, pese a la heroica resistencia de Estocolmo, dirigida por la viuda de Sture, Cristina. El 4 de noviembre de 1520, el rey de Dinamarca fue coronado en la catedral de la capital sueca. Pero este triunfo fue seguido por tan duras represalias (baño de sangre de Estocolmo) que le enajenaron todas las voluntades.

De regreso a Dinamarca, Cristian II continuó practicando su política de sujeción de la nobleza, iniciada en 1517 con la muerte del magnate Tarben Oxe. Después de una breve estancia en los Países Bajos, donde trabó relaciones con Durero, Matsys y Erasmo, el rey quiso implantar una serie de reformas sociales, políticas y económicas, contenidas en el Landelore o Código de Leyes (1552). Estas reformas cran beneficiosas, pero chocaban con el espíritu de los privilegiados, tanto la nobleza y el alto clero como la burguesía gremial. Aprovechando la emancipación de Suecia bajo el caudillaje de Gustavo I Vasa, los Países Bajos intentaron arrebatar a Dinamarca el control del Sund, auxiliados por la ciudad hanseática de Lübeck. Al mismo tiempo, se sublevaba Jutlandia, región que proclamó rey al duque Federico de Holstein (20 de enero de 1523). Ante tal cúmulo de dificultades, Cristian II abandonó el país el 1 de mayo y se trasladó a Veere, en Zelanda.

Aquí vivió durante algunos años, con la esperanza de recobrar el poder. Intrigó mucho, incluso cerca del emperador Carlos V, de quien era cuñado, pues en 1515 había contraído enlace con Isabel de Austria. En 1531 creyó llegada su oportunidad. Se embarcó para Noruega, donde esperaba hallar el apoyo del obispo de Trondheim. El 20 de noviembre se proclamó rey del país en Oslo. Pero su aventura terminó malísimamente. Su flota fue destruida en Aggerhuis y el capturado (1532). Pasó el resto de su vida, hasta su muerte, sobrevenida el 25 de febrero de 1550, en los castillos de Sonderborg (1532-1549) y Kalundborg (1549-1550).

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, Tomo I, pág. 262.