Muerte de HardecanutoMuerte de Hardecanuto

CANUTO III, rey de Dinamarca (1018-1042; 1035-1042 ) y rey de Inglaterra 1040-1042El Fuerte o El Bravo. Hijo de Canuto el Grande y de Emma, su segunda mujer, al que había dejado el reino de Inglaterra, como había dejado a sus hijos del primer matrimonio, Suenón y Haroldo, los tronos de Noruega y Dinamarca, respectivamente. Al morir Canuto El Grande se encontraba en Dinamarca, por lo que muchos dinamarqueses residentes en Inglaterra aclamaron como rey a su hermanastro Haroldo, mientras que un partido menos poderoso, en unión de los sajones del Oeste, proclamaba a Canuto que, como hijo de madre inglesa, era candidato de los anglo-sajones, dividiéndose de nuevo Inglaterra en dos reinos, al N. del Támesis reinaba Haroldo y al s. Canuto III.

La provincia de Wessex, gobernada entonces por el sajón Godevin, sirvió de asilo a Emma y sus partidarios. Por motivos que se desconocen Canuto permanecía en Dinamarca, y, por fin, aquella larga ausencia motivó que le abandonaran todos sus partidarios que, con Godevin al frente, reconocieron a Haroldo.

Muerto este en 1040, se presentó inmediatamente en Inglaterra, siendo proclamado rey sin lucha. Como primer acto de su reinado mandó desenterrar el cadáver de Haroldo, cortarle la cabeza y arrojarlo al Támesis. Llevado de su afán por las riquezas abrumó a sus súbditos con onerosos tributos, muriendo poco después al llevar la copa a sus labios (1042) en el banquete celebrado con motivo de las bodas de un noble dinamarqués. Muerto sin sucesión, el trono de Inglaterra se separó del de Dinamarca y pasó a su hermano uterino Eduardo El Confesor, quedando extinguida la dinastía dinamarquesa en la Gran Bretaña.

VARIOS AUTORES, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, Ed. Espasa-Calpe, 1991, t. pág. .