LUIS II, rey de Francia (846-879; 877-879 ) El Tartamudo. Hijo mayor de Carlos El Calvo y de Ermentrudis, nació en 1-XI-846 y murió en Compiègne en 10-IV-879. Se había sublevado contra su padre, que consiguió reducirle a la obediencia, y en 867 fue coronado rey de Aquitania. A la muerte de Carlos El Calvo (877), le sucedió en el trono de Francia, siendo coronado en Compiégne por el arzobispo Hinemar en 8-XII-877.

El corto reinado de Luis II marca una etapa en la disolución del Imperio carolingio. Con la Hacienda completamente desorganizada y unos dominios casi ilusorios, hubo de combatir contra una facción que se negaba a reconocerle y, para vencerla, necesitó el concurso de Boson, duque de Viena, y de Hugo, conde de Auvernia, que guardó para sí la Gotia; además, sus numerosas distribuciones de beneficios contribuyeron a restringir el dominio real si asegurarle la lealtad de los señores.

El papa Juan VIII le ofreció la corona imperial a cambio de que le auxiliase contra los partidarios de Carlomán, rey de Baviera, que le habían arrojado de Roma, y cuando Luis II se disponía a emprender la expedición, cayó enfermo y hubo de regresar a Compiègne, donde murió. En 862 había casado con Ansgarda, hermana del conde de Borgoña, que le dio dos hijos, Luis III El Niño y Carlomán, y de la que su padre le obligó más tarde a separarse, contrayendo entonces segundas nupcias con Adelaida. De este matrimonio, ya muerto Luis, nació Carlos El Simple.

VARIOS AUTORES, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, Ed. Espasa-Calpe, 1991, T. 31 págs. 616-617.