Carlos III de Francia

Datos biográficos

Dinastía: Carlovingios
Rey de Francia: 898-923
Sobrenombre: el Simple
Nacimiento: 17-IX-879
Fallecimiento: 7-II-929
Predecesor: Eudo
Sucesor: Roberto I

Biografía

Hijo póstumo de Luis II el Tartamudo y de Adelaida, n. en 17-IX-879 y m. en 7-II-929. Muertos sus hermanos Luis III y Carlomán, cuando él solo contaba cinco años, los nobles del reino ofrecieron la corona al emperador de Alemania Carlos III el Gordo, primo de Luis el Tartamudo, pero fue destituido poco tiempo después, elevándose entonces al trono Eudes, conde de París. Los partidarios del legítimo rey, entre los que se distinguía Foulques le coronó en Reims (28-I-893), aprovechando una ausencia de Eudes, que, al saberlo, se apresuró a volver, y obligó a Carlos a refugiarse en Germania. Sin embargo, vencido después por el joven rey, tuvo que cederle la Francia septentrional. Al año siguiente murió Eudes, y con ello Carlos recobró el resto del reino.

Charles III, por Georges Rouget.Charles III, por Georges Rouget.

Con ocasión de una revuelta de los nobles de Lorena, quejosos contra Zuentiboldo, su rey, Carlos, llamado por aquellos, invadió el país con un numeroso ejército; pero no solo fracasó, sino que, mientras llevaba a cabo la expedición, los normandos penetraron en Francia, y devastaron sus más ricas comarcas. Carlos hubo de tratar con ellos y cedió a su jefe, Rollón, una parte de la Neustria, dándole además la mano de su hija Gisela. Muerto Zuentiboldo por sus adversarios, fue proclamado rey (900) Luis el Niño, hijo del emperador de Alemania Arnulfo, a pesar de que Carlos estaba de buenas relaciones con los nobles.

En 911 falleció Luis y entonces Carlos consiguió proclamarse rey de Lorena, pero poco después, los señores franceses, descontentos del favor que gozaban los lorenenses cerca del rey, se sublevaron contra él y aun pudieron apoderarse de su persona, recobrando la libertad, gracias a la intervención del arzobispo de Reims. Apenas extinguido este movimiento, estalló en Lorena otra sublevación, fomentada por el conde Gisleberto y por Enrique, rey de Germania.

Pudo reducir de momento a Gisleberto y aun concluyó con el de Germania un tratado de paz, pero apenas firmado, Gisleberto se levantó de nuevo (921). No había transcurrido aún un año, cuando los señores franceses, que se creían postergados, se aliaron contra el rey al que obligaron a refugiarse en Lorena, haciendo entonces coronar a Roberto, duque de Francia y hermano de Eudes. Roberto se dirigió entonces a Lorena para conferenciar con el rey de Germania, pero la aproximación del carolingio le hizo retroceder, y atacado por él en Soissons, fue derrotado y pereció a sus manos. Un hijo de Roberto, Hugo el Grande, quiso reivindicar los pretendidos derechos de su padre y persiguió a Carlos hasta las orillas del Meuse, siendo coronado, no Hugo, sino un cuñado suyo llamado Raúl, hijo del duque de Borgoña.

No obstante, casi toda Francia le permanecía fiel, y Carlos, para reconquistar lo demás, se alió con el conde de Vermandois, Herberto, pero este, faltando alevosamente a sus tratos, le hizo prisionero en una emboscada y le encerró primero en el castillos de Thierry y después en el de Peronne, donde acabó sus días.

VARIOS AUTORES, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, Ed. Espasa-Calpe, 1991, tomo 11 págs. 1049-1050.