Carlos X de Francia

Datos biográficos

Dinastía: Borbón
Rey de Francia: 1824-1830
Rey de Navarra: 1824-1830
Nacimiento: 9-X-1757
Fallecimiento: 6-XI-1836
Predecesor: Luis XVIII
Sucesor: Luis Felipe I

Biografía

El conde de Artois. Con este nombre el que luego fue Carlos X de Francia llena muchas páginas de la historia de la contrarrevolución, tanto en los días del exilio como en los de la monarquía restaurada. Fue siempre un espíritu leal, abierto e inteligente; pero le faltó la agilidad política de su hermano, Luis XVIII, para mantener el equilibrio simbolizado por la carta constitucional de 1814. Su actuación como monarca precipitó el alzamiento de la burguesía liberal en julio de 1830.

Carlos X de FranciaCarlos X de Francia por François Gérard

Carlos Felipe, conde de Artois, era el cuarto hijo del delfín Luis y de la princesa María Josefa de Sajonia. Nacido en Versalles el 9-IX-1857, en su juventud no destacó por ninguna cualidad positiva, sino por la mucha disipación de sus costumbres. Adversario de la Asamblea de Notables, se convirtió poco a poco en el jefe del partido monárquico cortesano. En los días iniciales de los Estados Generales de 1789, actuó con gran decisión para evitar el desencadenamiento de la acción revolucionaria. Por esta causa, huyó de Versalles el 17-VII-1789, tres días después de la toma de la Bastilla. Por su rango fue el jefe de los emigrados, aunque su actuación no fue aprobada en muchas ocasiones por el conde de Provenza, el futuro Luis XVIII. El conde de Artois provocó la declaración de Pillnitz (1791) y desembarcó en Francia en 1795 para alentar a los vendeanos. El fracaso de esta tentativa le hizo desesperar de su causa.

Se estableció en Inglaterra, donde vivió hasta la derrota de Napoleón en 1814-1815. El 12-IV-1814 entró en París como lugarteniente general del reino, y lo hizo por segunda vez el 8 de julio después de los Cien Días. Durante el reinado de Luis XVIII fue el caudillo del partido ultrarrealista, provocando discrepancias en el seno de la familia real. El asesinato del duque de Berry (1820), su hijo, le confirmó en su opinión política. Se impuso a su hermano, quien nombró al ministro Villèle. Carlos X ascendió al trono el 16-IX-1824.

Desde este momento la monarquía, el ministerio y la Cámara eran partidarios de un legitismo a ultranza. El nuevo rey acentuó aun más la nota conservadora; se hizo consagrar en Reims (mayo de 1825) y apoyó la política de Villèle respecto a las leyes sobre las congregaciones, el sacrilegio y el millard de los emigrados. Las elecciones de 1827 demostraron que la burguesía era partidaria de una política más moderada. Villèlle comprendió el mensaje electoral y presentó la dimisión. Carlos X, después de un ensayo liberal con Martignac, nombró un ministerio adicto, presidido por Polinac. Habiendo sufrido dos derrotas electorales sucesivas (1830), el gobierno publicó las Ordenanzas de 25 de julio, de cuya legalidad no dudaba Carlos X ni por un momento.

El 2 de agosto, Carlos X abdicó en su nieto, el duque de Burdeos, desde Saint Cloud, pues había abandonado la capital el 30 de julio. Sin querer provocar una efusión de sangre, ya que a su llamamiento las provincias se habían unido a su causa contra París, se embarcó en Cherburgo para Inglaterra (16 de agosto). En 1832 el conde de Ponthieu —como se hacía llamar desde su abdicación—, se trasladó a Bohemia. Murió más tarde en Gorizia, a causa del cólera, el 6-XI-1836.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, Tomo II, pág. 182.