Otón IV de Alemania

Datos biográficos

Dinastía: Staufen
Empe. Sacro Imperio: 1209-1215
Nacimiento: 1175 ó 1182
Fallecimiento: 19-V-1218
Predecesor: Felipe de Suabia
Sucesor: Federico II

Biografía

Rey de Alemania, 1198. Tercer hijo de Enrique el León y de Matilde, hija del rey Enrique II de Inglaterra, n. en 1175 ó en 1182 y m. en Harzburgo el 19-V-1218. Se educó en la corte de su tío el rey de Inglaterra, que le amaba como un hijo, y a su lado desarrolló las cualidades más brillantes. Muy joven aún tomó parte en la guerra contra Felipe II Augusto de Francia, y su tío le dio en recompensa el condado de Poitou y el ducado de Aquitania, tratando, además, de asegurarle la corona de Escocia por medio de un matrimonio.

A la muerte del emperador Enrique VI, el partido güelfo le eligió para sucederle, mientras que un mes antes los gibelinos habían elegido a Felipe de Hohenstaufen, conservando cada uno una porción del Imperio. La muerte del rey de Inglaterra pareció asegurar la ventaja a Felipe, pero el Papa se inclinó por Otón IV y así lo declaró en 1201. No se conformó Felipe, y apoyado por otros soberanos declaró la guerra a Otón IV, que después de haberse defendido valerosamente se vio obligado, al fin, a refugiarse en su castillo de Brunswick (1206).

Cuando el Papa se disponía a reconocer a Felipe, este fue asesinado por Otón de Wittelsbach (21-VI-1208), y entonces Otón IV fue generalmente aceptado en Alemania, si bien se sometió a una nueva elección, que confirmó la anterior. La primera medida de Otón IV fue hacer desterrar al asesino de su rival y antecesor, tomando, además, bajo su tutela a su hija y comprometiéndose a casarse con ella cuando llegase a mayor de edad.

Pasó luego a Italia, donde se esforzó en reconciliar los partidos contrarios, y el 4-X-1209 fue coronado emperador por Inocencio III, pero poco después se indispuso con el Papa por querer conquistar el reino de Sicilia, donde gobernaba el joven Felipe de Hohenstaufen, faltando así a la palabra que había dado al Pontífice. Indignado este, excomulgó a Otón IV (10-II-1210), y esta fue la señal de una nueva guerra civil, siendo elegido emperador Federico II, hijo de Enrique VI. Apoyado el nuevo soberano por Francia, infligió a Otón IV una serie de derrotas, la última y definitiva en Bouvines, donde Otón IV hubo de huir.

Coronado Federico II en Aquisgrán (1215), su vencido rival se refugió en su castillo de Brunswick y aun llevó a cabo algunas incursiones contra el rey de Dinamarca y el arzobispo de Magdeburgo. Había casado en primeras nupcias con Beatriz, hija de Felipe de Hohenstaufen, y en segundas con María, hija del duque Enrique IV de Brabante.

VARIOS AUTORES, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, Ed. Espasa-Calpe, 1991, tomo 40 págs. 1035-1036.