Lotario I de Alemania

Datos biográficos

Dinastía: Carolingia
Empe. Sacro Imperio: 817-855
Nacimiento: 795
Fallecimiento: 20-IX-855
Predecesor: Ludovico Pío
Sucesor: Luis I

Biografía

Rey de Italia, 822-855. En Lotario I concurren tres factores distintos que permiten comprender los avatares de su vida: de un lado, la decadencia biológica de los Carolingios; de otro, el influjo germánico de ambición del poder y de concepción patrimonial del Estado; por último, la supervivencia de la idea imperial legada por su abuelo Carlomagno. En realidad, Lotario I presenta, aumentados, los defectos que esterilizaron la obra política de su padre Ludovico Pío.

Lotario I.Lotario I.

Hijo de este príncipe y de Irmengarda, son muy poco conocidos los primeros años de su vida, que probablemente transcurrieron en la corte de Carlomagno hasta 815, cuando fue nombrado duque de Baviera. En 817, cuando Ludovico procedió a la primera partición de su imperio, Lotario recibió la dignidad imperial en Aquisgrán, junto con el reconocimiento de cierta supremacía sobre sus hermanos Luis y Pipino. Desde 822 ejerció el gobierno de Italia, y el 5-IV-823 fue coronado emperador en Roma por el papa Pascual I. En los seis años sucesivos gobernó Italia dictando sabias disposiciones. Pero luego acaudilló el movimiento de rebeldía contra Judit de Baviera y la obra de segregación territorial emprendida por su padre a favor de su último hijo, el futuro Carlos el Calvo.

En abril de 830 impuso a su padre las durísimas condiciones de Compiègne, que fueron una humillación grandísima para el poder imperial. Pero falto de las condiciones de energía y tacto requeridas, perdió aquella oportunidad y fue de nuevo relegado a Italia, donde esperó el momento del desquite. En 832 acudió, al parecer, en auxilio de su padre; en realidad contribuyó a la segunda humillación del emperador en Sigolsheim y a su ignominioso proceso (junio de 833).

¿Había quedado restablecida la unidad imperial en la persona de Lotario?

Muy pronto se comprobó que el Imperio de los francos estaba herido de muerte. Ni Pipino ni Luis quisieron acatar la voluntad de su hermano mayor y contribuyeron a reponer a su padre en el trono (1-III-834). Lotario se retiró a Italia, en cuyo país recibió las insignias imperiales después de la muerte de su progenitor el 20-VI-840. Pero si en 833 había fracasado en su propósito de unificación imperial, no tuvo mayor éxito en 840. Un año después sufría una grave derrota en Fontenoy (25 de junio) a manos de sus hermanos Luis el Germánico y Carlos el Calvo.

De ellos tuvo que aceptar el tratado de Verdún (843), el que, si se le reconocía el título honorífico de emperador, se limitaba su poder a Italia y a una faja territorial hasta el mar del Norte a la que dio su nombre: Lotaringia. Abandonando el gobierno de Italia a su primogénito Luis, residió en la Lotaringia, donde vivió en lucha contra los normandos, los nobles y sus hermanos. Cayó enfermo en 855, y murió en el monasterio de Prüm, donde se había retirado después de abdicar, el 20 de septiembre del mismo año.

VICENS VIVES, Jaime, Mil Figuras de la Historia, Ed. Instituto Gallach, 1944, Tomo I, págs. 104-105.