Alberto I de Austria

Datos biográficos

Dinastía: Habsburgo
Rey de romanos: 1298-1308
Nacimiento: 13-VI-1248
Fallecimiento: 1-V-1308
Predecesor: Adolfo I
Sucesor: Enrique VII

Biografía

Duque de Austria 1282-1308. Era hijo primogénito de Rodolfo I de Habsburgo; n. el 13-VI-1248 y m. en 1-V-1308. En 1283 recibió en feudo los ducados de Austria y Estiria, demostrando ser un excelente administrador; tuvo que reprimir una insurrección en la Estiria, rechazar los ataques de los húngaros y luchar contra los nobles austriacos y el arzobispo de Salzburgo, que reclamaba mayores privilegios.

Alberto I de Habsburgo.Alberto I de Habsburgo.

No obstante los trabajos que hizo para asegurarse la corona imperial, triunfó Adolfo de Nassau, a quien prestó vasallaje, pero el de Nassau no tuvo bastante tacto para conservar la amistad de los electores, que le depusieron en 1298, eligiendo a Alberto en su lugar. Adolfo apeló a las armas pero fue derrotado en la batalla de Gelheim (entre Worms y Spira) el 2 de junio del propio año, muriendo en el combate por la propia mano de su rival, según crónicas de la época.

Como sus predecesores, antes de ser elegido tuvo que hacer grandes concesiones a los príncipes electores, pero se mantuvo firme como soberano, restableció la paz y trabajó para asegurar a sus sucesores el imperio y emanciparse de la tutela de los electores, los cuales, para contrarrestar su política, fortalecida por la alianza que formalizó con Felipe el Hermoso de Francia, acudieron al papa Bonifacio VIII, que a su vez quería conservar incólumes los derechos que sus antecesores, desde Gregorio VII e Inocencio III, se habían atribuido sobre el Imperio, y declaró que la elección de Alberto no era válida porque no había sido aprobada por él, desligó a los príncipes alemanes del juramento de fidelidad que habían prestado al emperador, y conminó a este para que acudiera a Roma solicitando el perdón y cumpliera la penitencia que le impusiese.

Capitaneados por el arzobispo de Maguncia, se sublevaron los cuatro electores del Rhin, pero Alberto invadió las tierras del arzobispo, y con la ayuda de las ciudades imperiales libres, a las que prometió la supresión de los derechos de aduanas del Rhin, venció a sus contrarios. Entonces el Papa cedió a sus pretensiones y se reconcilió con Alberto, que a su vez renunció a sus supuestos derechos sobre Italia. Su sobrino Juan de Suabia el Parricida, solicitó en distintas ocasiones, después de haber llegado a la mayoría de edad, la restitución de los dominios de su casa que le pertenecían, a lo que se negó siempre Alberto.

Una nueva sublevación de los suizos le obligó a marchar contra ellos, acompañado de su sobrino Juan, que con varios nobles, entre ellos Juan Walter de Eschenbach, se habían conjurado para darle muerte, lo que efectuaron el 1º de mayo de 1308, aprovechando el paso del río Reuss. Lograron los conjurados embarcar en la barca imperial y alejar la escolta; al saltar a tierra en la opuesta orilla, Alberto se encontró a merced de sus enemigos: Juan de Suabia le atravesó de una estocada, y Eschenbach le remató abriéndole la cabeza.

Su hija Inés de Austria, reina de Hungría, vengó aquel crimen; Rodolfo de Wart fue descuartizado en el mismo sitio donde cayó muerto el emperador, obligando a su esposa, Adelaida de Sargans, a presenciar el suplicio, la que más tarde pereció de dolor a la puerta de una iglesia, después de haber visto morir de hambre a su hijo, por no poderlo amamantar; los demás cómplices tuvieron también triste fin.

El cadáver de Alberto fue enterrado en la catedral de Spira, e Inés de Austria mandó levantar un monumento llamado Königsfelden a su memoria, del que aun quedan restos junto a la carretera que va de Baden a Zurich. De su unión con Isabel, hija del conde Meinhardo del Tirol, tuvo cinco hijos y seis hijas. Se forjó una leyenda, especialmente en Suiza, sobre la crueldad y tiranía de este monarca, que ha durado varios siglos, pero las investigaciones de los historiadores modernos la han destruido por completo.

VARIOS AUTORES, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, Ed. Espasa-Calpe, 1991, tomo 4 págs. 130-131.