Francisco II de Alemania [I] de Austria

Datos biográficos

Dinastía: Habsburgo-Lorena
Empe. Sacro Imperio: 1792-1806
Empe. de Austria: 1804-1835
Nacimiento: 12-II-1768
Fallecimiento: 2-III-1835
Predecesor: Leopoldo II
Sucesor: Confederación del Rhin

Biografía

Primer emperador de Austria, 1804-1835 y con el nombre de Francisco II, último emperador de la dinastía en Alemania, 1792-1806; n. en Florencia el 12-II-1768 y m. en Viena, el 2-III-1835. Se llamaba José Carlos Federico, y era hijo del emperador Leopoldo II y de María Luisa, hija de Carlos III, rey de España. Se educó primero en Florencia, desde donde pasó a Viena en 1784, continuando allí su educación bajo la dirección de su tío, José II.

Francisco II, emperadorFrancisco II, emperador

En 1788 acompañó al emperador a una expedición contra los turcos, y en 1789 se encargó del alto mando bajo la dirección de Laudon, cuya larga experiencia le sirvió de guía en la carrera militar. Cediendo a la voluntad de José II, casó en el mismo año con la princesa Isabel de Wurtemberg, pero al año siguiente enviudó, y poco tiempo después contrajo segundas nupcias con María Teresa de las Dos Sicilias, con la que tuvo 13 hijos. Nombrado emperador su padre en 1790, tomó con él parte en la célebre entrevista de Pilnitz (25-VIII-1791); le sucedió en los Estados hereditarios de la casa de Austria y fue elegido emperador el 7-VI-1792, siendo coronado el 14 de julio.

A causa de la alianza pactada entre Leopoldo II y Prusia (7-II-1792) contra Francia, estalló la guerra, que Francisco continuó cuando Prusia pactó la paz por separado en Basilea (5-IV-1795). Austria, que a su vez se hallaba debilitada por el desmembramiento de Polonia, siguió débilmente la guerra hacia el Rhin, pero al poco tiempo, atacada en Alemania por Jourdan y Moreau, y en Italia por Bonaparte, que después de una serie de grandes victorias (1796-97), llegó vencedor hasta las cercanías de Viena, tuvo que aceptar la paz de Campo Formio (17-X-1797), por la que Francisco renunció al Milanesado y a los Países Bajos a cambio de Venecia, Istria y Dalmacia.

Aun cuando esta paz resultase honrosa para Francisco , no tardó este más de un año en formar una nueva coalición contra Francia, y en 1799, aliado con Rusia e Inglaterra, peleó contra Francia, primero con fortuna, hasta que en la derrota de Marengo perdió sus posesiones de Italia, viéndose obligado a aceptar la paz de Lunéville a costa de nuevos y grandes sacrificios.

En 1805 comenzó una nueva tercera guerra en unión con Rusia, Suecia e Inglaterra, pero las derrotas de Ulm y de Austerlitz le obligaron a firmar la paz de Presburgo (26-XII-1805), que le costó grandes pérdidas de territorio, especialmente el Tirol y Venecia.

Después de tomar, 14-VIII-1804, el título de emperador heredero de Austria, al constituirse la Liga del Rhin (12-17 de julio), abdicó el 8-VIII-1806 la corona imperial de Alemania. Habiendo permanecido neutral en la guerra de Prusia y Rusia contra Francia (1806-07), perdió la cuarta guerra contra Napoleón, después de la batalla de Wagram, en la paz de Viena (14-X-1809), 100.000 km2 de territorio. Por fin, siguiendo los consejos del astuto Metternich, su primer ministro, cedió en conceder en matrimonio a su vencedor a su hija María Luisa (2-IV-1810).

En mayo de 1812 se alió con Napoleón para la campaña de Rusia, y después del fatal resultado de la misma permaneció neutral por algún tiempo, hasta 1813, en que entró en la coalición contra Francia, y en virtud de la paz de París (30-V-1814), entró en posesión de tan vastos territorios como no los había poseído ninguno de sus antecesores.

Desde 1815 gobernó en completa paz, solo interrumpida por el levantamiento de Lombardía en 1821. Aunque pobre de espíritu y de pocos talentos personales, su llaneza y trato patriarcal le granjearon gran popularidad. Fue admirablemente secundado por Metternich; como él hizo de la monarquía austriaca una vasta máquina burocrática que funcionaba con aparente regularidad. Gracias a los dos fue Austria el alma de la Santa Alianza.

Contrajo matrimonio cuatro veces: en 1788 con Isabel Guillermina, princesa de Wurtemberg, muerta sin sucesión en 1790; en este año, con María Teresa de Sicilia, muerta el 13-IV-1807, dejándole 13 hijos, entre ellos el que después fue Fernando, emperador de Austria; María Luisa, esposa de Napoleón; María Leopoldina, que casó con Pedro I de Brasil, y María Clementina, esposa del príncipe de Salerno; en 1808 casó con María Luisa Beatriz, princesa de Módena, muerta en 1816, y en este mismo año con Carolina Augusta, hija de Maximiliano José de Baviera. La Correspondencia de Francisco (en francés), con sus hermanos Leopoldo y Catalina, la publicó Beer en Leipzig en 1874.

VARIOS AUTORES, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, Ed. Espasa-Calpe, 1991, tomo 24 págs. 1059-1060.