Francisco I de Alemania

Datos biográficos

Dinastía: Habsburgo-Lorena
Empe. Sacro Imperio: 1745-1765
Nacimiento: 8-XII-1708
Fallecimiento: 18-VIII-1765
Predecesor: Carlos VII
Sucesor: José II

Biografía

Nace en Nancy el 8-XII-1708 y muere en Innsbruck el 18-VIII-1765. Se llamaba Esteban Francisco de Lorena, y era el hijo mayor del duque Leopoldo José Carlos de Lorena y de Bar y de la princesa Elisa Carlota de Orleáns. Se educó desde 1723 en la corte de Viena, donde recibió en feudo el ducado de Teschen (Silesia). En 1729 sucedió a su padre en el gobierno de Lorena y Bar, pero renunció a dicho ducado en virtud de la paz de 1735, firmada en Viena entre Francia y Austria a favor de Estanislao Leczinski, suegro de Luis XV, recibiendo él en compensación, el derecho de sucesión al gran ducado de Toscana, que pasó a su poder al extinguirse la casa de los Médicis.

Francisco I, emperadorFrancisco I por Martin van Meytens

En 1736 contrajo matrimonio con María Teresa, hija del emperador Carlos VI, y poco después tomó parte en la guerra contra los turcos. A la muerte de Carlos VI (1740), su esposa, elevada a la dignidad de soberana de los Estados austriacos, le declaró corregente del patrimonio austriaco, aun cuando no tuvo intervención directa en el gobierno; pero al morir Carlos VII (20-I-1745) fue proclamado emperador de Alemania y coronado en Francfort (4 de octubre del mismo año), a pesar de la oposición de Francia, Prusia y del Palatinado. No obstante, dejó a su esposa la dirección de los asuntos políticos y se dedicó al fomento de las ciencias y las artes, del comercio y de la industria austriacos. El mismo se ocupó preferentemente en aumentar su fortuna con grandes especulaciones financieras. Así logró dejar un capital de 157.000.000 florines.

Después de la guerra de los Siete Años, su esposa le confió la dirección de la Hacienda y la reorganización del crédito público, tarea en la que salió airoso. en 1764 hizo elegir Rey de romanos a su hijo José, que le sucedió como emperador, después de haber asegurado a su segundo hijo Leopoldo la herencia del gran ducado de Toscana.

Murió dejando 16 hijos, entre los que mencionaremos, además de los dos citados, Fernando, duque de Módena; María Cristina, gobernadora de los Países Bajos; María Amelia, duquesa de Parma; María Carolina, reina de Nápoles, y María Antonieta, reina de Francia. Consagró sus ocios a la alquimia, intentando descubrir la piedra filosofal; fue tolerante en cuestiones religiosas, y Viena le debe un rico gabinete de medallas y de historia natural.

VARIOS AUTORES, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, Ed. Espasa-Calpe, 1991, tomo 24 pág. 1059.