Dionisio I de Portugal

Datos biográficos

Dinastía: Borgoña
Rey de Portugal: 1279-1325
Nacimiento: 1261
Fallecimiento: 1325
Predecesor: Alfonso III
Sucesor: Alfonso IV

Biografía

A Alfonso III le sucedió su hijo don Dionís (Dionisio), de diez y siete años de edad, príncipe de las más altas prendas y con instrucción muy superior a la que era habitual en las personas de su jerarquía. Su nacimiento había precedido poco a la legitimación oficial del segundo matrimonio de Alfonso III, y su hermano don Alfonso aprovechó esta circunstancia para reclamar la corona, apoyado por la misma doña Beatriz y también por el rey de Castilla.

Dionisio I de Portugal.Dionisio I de Portugal.

Don Dionís, apoyado en la expresa designación que para sucederle hizo su padre, y sobre todo en la confianza que sus dotes inspiraban al pueblo, desbarató fácilmente todas las maquinaciones. El infante rebelde se vio obligado a pedir gracia y doña Beatriz fue desterrada a Castilla, donde sucumbió poco después. Durante este periodo concertó su matrimonio con la infanta Isabel, hija del rey de Aragón Pedro III (1282). La angelical virtud de la nueva reina contribuyó no poco a reducir las disensiones familiares de que hemos hablado.

Cuando estuvo en disposición de ocuparse de los asuntos del reino completó la conquista del Algarve con el territorio de Riba de Coa y tomó grandes iniciativas para poner en producción los recursos naturales del país. Dictó disposiciones en favor de los siervos que se distinguían por su habilidad; pobló de pinares las riberas del mar con intención de defender el territorio costero y de disponer de elementos para la flota que pensaba crear; estableció la desamortización de muchos bienes eclesiásticos; comenzó la explotación minera y fomentó la agricultura hasta merecer el dictado de rey labrador. Hizo venir de Génova marinos experimentados, entre ellos micer Manuel Pesagno, que fue nombrado almirante de la flota portuguesa.

Personalmente cultivó las bellas letras, dejando en los Cancioneros de su tiempo muestras de su inspiración y maestría. En 1290 fundó la Universidad de Lisboa, que en 1307 trasladó a Coimbra y que fue una de las más célebres de la Edad Media. Cuando en 1311 el papa Clemente V abolió la orden de los Templarios, dueña de grandes territorios en Portugal, el rey juzgó benignamente a los acusados, y en vez de incorporar estos dominios a la Corona, o de entregarlos a la Santa Sede, como se pretendía, creó en 1319 la orden del Cristo, cuyos caballeros, vestidos de blanco como los templarios, se consagraron a la guerra santa y dispusieron de la mayoría de aquellos bienes.

Rey tan insigne, amado de su pueblo y ensalzado fuera de él por todos, sufrió la amargura de ver conspirar contra él a su hijo Alfonso, celoso de la preferencia que suponía en su padre por el bastardo Alfonso Sánchez. La vejez del rey dio bastantes partidarios al rebelde, La intervención de la santa reina, primero, y la noble conducta del bastardo, después, desterrándose voluntariamente a Castilla para no ser motivo de discordia entre el padre y el hijo, atenuaron mucho los estragos de esta rebeldía. Por tres veces, sin embargo, hubo de empuñar el rey las armas para imponerse a las pretensiones del hijo rebelde. Estos pesares le acortaron la vida y falleció en 1325, entre las lágrimas de su pueblo. Doña Isabel falleció diez años después, venerada ya como santa. Roma la canonizó en 1625.

VARIOS AUTORES, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, Ed. Espasa-Calpe, 1988, tomo 46 págs. 703-704.