Sancho VII de Navarra

Datos biográficos

Rey de Navarra: 1194-1234
Sobrenombre: El Fuerte
Nacimiento: 17-04-1154
Fallecimiento: 7-04-1234
Predecesor: Sancho VI
Sucesor: Teobaldo I
Dinastía: Jimena
Padre: Sancho VI
Madre: Sancha
Consorte: Constanza de Tolosa

Rey de Navarra 1194-1234. Hijo de Sancho VI el Sabio y de la reina doña Sancha. La figura de Sancho el Fuerte aparece en la historia con un matiz novelesco, desarrollado al calor de las concomitancias del monarca navarro con los musulmanes y reyes cristianos, así como por su voluntario encierro en Tudela durante algunos años.

Sancho VII.Escudo del rey Sancho VII.

La muerte de Sancho el Sabio le sorprendió en tierras francesas luchando al lado de su cuñado Ricardo Corazón de León, rey de Inglaterra.

Sus primeros años se desarrollan de acuerdo con Castilla, a cuyo rey intentó ayudar en la desgraciada batalla de Alarcos (1195), aunque llegó tarde. Ello dio origen a desavenencias que dieron ligar a una guerra entre Alfonso VIII de Castilla y los reyes de León y Navarra, que invadieron aquel Estado, devastando Sancho el Fuerte las tierras de Soria y Almazán. Terminaron sus desavenencias en una entrevista celebrada entre Ágreda y Tarazona a principios de 1196, a la que asistieron los reyes de Castilla, Aragón y Navarra.

Sancho el Fuerte, durante algún tiempo, permaneció (1198-1200?) en tierras africanas al servicio de Miramamolín, basándose en esta circunstancia la leyenda de los amores de la hija de este con el caudillo pamplonés. Mientras tanto, en la primavera de 1199, Alfonso VIII entró por tierras de Álava, conquistando Miranda de Ebro; y al año siguiente, después de un cerco de algunos meses, conquistó Vitoria, que facilitó la incorporación a Castilla de toda Álava y Guipúzcoa, tierras precisadas por los castellanos para establecer comunicación directa con Francia y especialmente con la tierras de Gascuña, que había aportado como dote doña Leonor de Inglaterra al contraer matrimonio con Alfonso VIII. Este y Sancho el Fuerte firmaron posteriormente las paces, pues las treguas de Guadalajara (1207) quizá deben considerarse como un confirmación de aquellas.

Las relaciones castellano-navarras, después de que la Santa Sede hubo expresado su repulsa a la amistad de Sancho el Fuerte con los musulmanes, fueron cordiales. El año 1212, el rey de Navarra participó activamente en la cruzada nacional contra los almohades, que culminó en la batalla de las Navas de Tolosa. En tal acontecimiento se basa la leyenda sobre el origen del escudo de Navarra.

Sancho el Fuerte intervino en los asuntos del otro lado del Pirineo y consiguió el vasallaje de algunos señores franceses: así, Arnaldo Raimundo, vizconde de Tartaix, en 1196, y Bibiano, señor de Agramunt, en 1203, se declararon vasallos suyos; de la misma forma, en 1228, recibió el señorío de Ostabat. En relación con su política ultrapirenaica, recordaremos aquí el tratado de amistad y alianza suscrito por Sancho el Fuerte en Chinon, el año 1202, a favor de Juan Sin Tierra, rey de Inglaterra.

Con Aragón mantuvo Sancho relaciones cordiales. En fecha incierta se trató el matrimonio de Pedro II de Aragón con una hermana del navarro, quizá Constanza; pero el papa Inocencio IIIno dio su consentimiento, fundándose en el parentesco de los futuros contrayentes. Sancho el Fuerte ayudó con frecuencia a resolver los problemas económicos de Pedro II y de Jaime I de Aragón, entregándoles algunas sumas de dinero, por las que recibía en prenda determinados castillos fronterizos. Al mismo tiempo, el rey de Aragón debió facilitar el paso de tropas navarras por su territorio, pues parece probable que soldados de Sancho el Fuerte, relacionados con los señores de Albarracín, antiguos vasallos de los reyes de Pamplona, hicieran algunas conquistas en las tierras limítrofes al señorío de Albarracín, ya que el papa Honorio III confirmó en ellas la posesión de ciertos castillos al rey navarro.

Las buenas relaciones mantenidas entre Sancho el Fuerte y Pedro II de Aragón continuaron durante el reinado de Jaime I, a pesar de que el tío del aragonés, infante don Fernando, ofreció al navarro algunos castillos si conseguía alcanzar la corona frente a los derechos de Jaime I, discutidos algún tiempo. Posteriormente estas relaciones plasmaron en los documentos de mutuo prohijamiento suscritos (1231) por Sancho el Fuerte y Jaime I en el castillo de Tudela, por los que se acordaba que el de los dos reyes que sobreviviese al otro ocuparía el reino sin obstáculos, prescindiendo de los derechos que pudiese tener la posible descendencia.

En cuanto a su política interior, impuso la paz, reiteradamente (1213 y 1222), entre los diversos barrios de Pamplona; otorgó numerosos fueros y cartas pueblas y fortificó la frontera limítrofe con Castilla, fundando la población de Viana (1219).

Murió en Tudela el día 7-IV-1234, siendo enterrado definitivamente en la iglesia del hospital de Roncesvalles, que el había mandado edificar. Le sucedió su sobrino Teobaldo I.

UBIETO ARTETA, Antonio, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, tomo N-Z, pág. 82.