Juana I de Navarra

Datos biográficos

Reina de Navarra: 1274-1305
Reina consorte de Francia
Conde de Champaña y de Brie [VII]
Nacimiento: 1272
Fallecimiento: 2-IV-1305
Predecesor: Enrique I
Sucesor: Felipe IV

Biografía

Hija de Enrique I de Navarra y de doña Blanca, había sido prometida en matrimonio a Enrique, primogénito de Eduardo I de Inglaterra, por el convenio de Bonlieu. Heredera del trono de Navarra a los dos años de edad, comenzó a reinar bajo la tutela de su madre, que reunió Cortes generales (27-VIII-1274) para nombrar gobernador general del reino: fue designado don Pedro Sánchez de Monteagudo, señor de Cascante.

Juana I de Navarra.Juana I de Navarra.

Ante los deseos de castellanos, aragoneses y franceses, que pretendían casar a la heredera navarra con miembros de sus respectivas familias reales, doña Blanca decidió acogerse a la protección de su primo hermano Felipe III el Atrevido, rey de Francia, gestionando (1276) el matrimonio de la niña doña Juana con el delfín francés, el futuro Felipe IV el Hermoso de Francia. Celebrados los desposorios, Felipe III comenzó a regir Navarra como tutor de los jóvenes prometidos, enviando como gobernador a don Eustaquio de Beaumarchais.

Las rivalidades de franceses y castellanos que atizaban y fomentaban las revueltas de los navarros disconformes, tuvieron como exponente el desafío, hecho por Felipe III a Alfonso X, amenazándole con entrar en Castilla (1276). Por otro lado, los distintos barrios de Pamplona comenzaron una guerra civil (la denominada guerra de la Navarrería), que atrajo a un ejército francés capitaneado por Roberto de Artois; el barrio de la Navarrería fue totalmente asolado por la soldadesca francesa (1276), y los partidarios de Alfonso el Sabio fueron expulsados de territorio navarro, firmándose una concordia entre ambos contendientes.

Poco después (1281) Sancho el Bravo, heredero de Alfonso X, en las vistas de Campillo, entre Ágreda y Tarazona, renunciaba los derechos que pudiese tener al trono de Navarra a favor de Pedro III de Aragón. Con esto y la intervención de este monarca en los problemas de Sicilia (1282) contra Carlos de Anjou, la rivalidad franco-castellana pasa a ser una rivalidad franco-aragonesa. Así, mientras el rey aragonés se apoderaba de Sicilia, un ejército de navarros y franceses entraba por la Valdonsella y Canal de Berdún (1283).

El día 15 de agosto de 1284 se llevó a cabo el matrimonio de doña Juana con el delfín francés, el futuro rey Felipe el Hermoso, que, al año siguiente, ocupó el trono al morir su padre de resultas de la enfermedad adquirida durante sus luchas en el norte de Cataluña (1285). Firmadas las treguas entre franceses y aragoneses, Navarra vivió unos años de paz hasta que por las vistas de Bayona (1290) Felipe el Hermoso se obligó a hacer la guerra a Aragón: los navarros conquistaron Salvatierra, pero el tratado de Tarascón (1291) impuso la paz nuevamente.

En las vistas de Bayona se comprometía Felipe a no apoyar las pretensiones de don Alfonso de la Cerda al trono de Castilla; pero cuando murió Sancho IV el Bravo (1295), cambio de opinión, lo que automáticamente le acercaba a navarros y aragoneses, que también apoyaban al pretendiente. Unos y otros invadieron las tierras de Soria y San Esteban de Gormaz, que conquistaron, hasta llegar a sitiar Mayorga, donde fracasaron (1296). Poco más tarde (1297) tomaban y perdían Nájera.

Navarros y castellanos desean poner término a la lucha. Los embajadores de Felipe I llegaron hasta Burgos para proponer (1303) a doña María de Molina una ayuda militar a cambio de las tierras que antiguamente habían pertenecido a Navarra. Pero las dilaciones impidieron la firma de acuerdo alguno.

La política castellana de Felipe I se interrumpe bruscamente al morir la reina doña Juana, en Vincennes, el dia 6 de abril de 1305; pues los navarros decidieron nombrar rey al hijo de esta el delfín, en vez de seguir gobernados por Felipe el Hermoso, que siguió reinando en Francia algunos años. Luis I el Hutin sucedió, en 1305, a doña Juana I en el trono de Navarra.

Los tres hijos mayores de doña Juana, Luis el Hutin, Felipe el Largo y Carlos el Calvo, fueron reyes, sucesivamente, de ambos reinos; otros hijos suyos fueron Roberto, muerto muy joven; Isabel, casada con Eduardo II de Inglaterra; Margarita y Blanca, que murieron niñas. Juana I es la última reina de la casa de Champagne.

URBIETO ARTETA, Antonio, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, tomo F-M, pág. 591-592.