García IV Sánchez de Navarra

Datos biográficos

Rey de Pamplona: 1035-1054
Sobrenombre: el de Nájera
Nacimiento: 1012
Fallecimiento: 1-IX-1054
Predecesor: Sancho III Garcés
Sucesor: Sancho IV Garcés

Biografía

Hijo de Sancho el Mayor y de Munia. Estaba en Roma cuando supo la muerte de su padre, trasladándose a Navarra seguidamente. Heredó el reino de Pamplona, que comprendía además las provincias vascongadas, la Bureba y Castilla la Vieja. Ayudó a su hermano Fernando I de Castilla en sus luchas contra Vermudo III de León, interviniendo en la batalla de Támara (1037). Las relaciones con su hermanastro Ramiro I, rey de Aragón, no fueron nada cordiales, llegando a estallar la guerra entre ellos por cuestión de límites en la canal de Berdún. Los ejércitos de García de Nájera y de Ramiro I se enfrentaron en la batalla de Tafalla, siendo derrotado el aragonés (1043).

García III Sánchez representado en la Genealogía de los Reyes de Portugal (hacia 1530).García IV Sánchez representado en la Genealogía de los Reyes de Portugal (hacia 1530).

García de Nájera continuó la expansión pamplonesa por la Rioja, y en 1045 conquistó la antigua ciudad de Calahorra, trasladando allí la sede que desde el siglo anterior había permanecido en Nájera, mientras que en esta ciudad erigió la iglesia de Santa María (1052), a cuya consagración acudieron todos sus hermanos.

Mantuvo frecuentemente relaciones con San Odilón, abad de Cluny, y favoreció la reforma cluniacense en sus reinos.

Casó con doña Estefanía (1038), de la que tuvo cuatro hijos y cuatro hijas: Sancho de Peñalén, que le sucedió en el trono; Ramón el Fratricida; Ramiro, que más tarde se refugió en la Corte castellana; Fernando; Urraca, casada con el conde García Ordóñez de Nájera; Ermesinda, casada con Fortún Sánchez de Yárnoz; Jimena y Mayor. Tuvo varios hijos ilegítimos, entre los que se cuenta el infante don Sancho, padre de Ramiro Sánchez y abuelo de García Ramírez el Restaurador, rey de Pamplona.

URBIETO ARTETA, Antonio, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, tomo F-M, pág. 173-174.