Ordoño III de León

Datos biográficos

Dinastía: Astur-Leonesa
Rey de León: 951-956
Sobrenombre: el Bueno
Fallecimiento: 956
Predecesor: Ramiro II
Sucesor: Sancho I

Biografía

Hijo de Ramiro II de León (931-951) y Teresa Florentina, y hermanastro de Sancho I el Craso de León (956-958 y 960-966). Con el acceso al trono de Ordoño III se abre un periodo de luchas intestinas en el reino leonés. Nada más ocupar el trono tras la muerte de su padre, una conspiración dirigida por la reina madre Toda de Navarra intentó destronarlo en favor de su hermanastro Sancho, nieto de Toda por el matrimonio de Ramiro II en segundas nupcias con su hija Urraca. A la conspiración se unió también el poderoso conde castellano Fernán González (932-970) —también casado con otra hija de Toda, Sancha—, a pesar de que el propio Ordoño III había casado siendo infante (947) con Urraca Fernández, hija de Fernán González; participaban también en la rebelión algunos condes y magnates gallegos.

Ordoño III, según una miniatura medieval de la Catedral de León.Ordoño III, según una miniatura medieval de la Catedral de León.

A los problemas dinásticos se unieron también los intereses políticos; Galicia, y sobre todo, Castilla manifestaban ya deseos de autonomía política e incluso independencia de la Corte leonesa, y el reino navarro, libre ya del peligro que habían supuesto los Banu Qasim de Zaragoza y Tudela, vivía un momento de cohesión interior y de reafirmación de su poder en la Península.

La expedición conjunta de Sancho I, el conde Fernán González y las tropas navarras de García II Sánchez (925-970), tío de Sancho I, llegaron a las puertas de la ciudad de León (953), donde Ordoño III consiguió derrotarlos y poner freno a la sublevación dinástica. Como consecuencia, Sancho I se vio obligado a refugiarse en la corte navarra, mientras que Fernán González se resignó a jurar fidelidad y vasallaje al monarca leonés, que además repudió a su esposa Urraca, hija del conde castellano, aunque al parecer, a finales de su reinado, volvió a reconciliarse con ella. Poco después, Ordoño III tuvo que hacer frente a una nueva revuelta instigada por varios condes feudatarios gallegos, entre ellos Jimeno Díaz, que buscaban una mayor independencia sobre León.

Una vez sofocados los problemas internos, decidió hacer frente a al Andalus, que por aquel entonces hostigaba mediante frecuentes aceifas las tierras leonesas. Promovió una gran expedición que, desde tierras gallegas, se dirigió hacia Lisboa, ciudad que saqueó y tomó (955), al tiempo que Fernán González lograba una importante victoria en San Esteban de Gormaz (Soria).

Ese mismo año, no obstante, una embajada de Abderramán III, presidida por el influyente nasi de la comunidad judía de Córdoba, Hasday Ben Saprut y por Muhammad b. Husayn, viajó a la corte de Ordoño III en León, al parecer como devolución de otra embajada cristiana que había visitado Córdoba poco antes, con la intención de acordar una tregua que finalmente fue firmada entre el califa, tars consultar con su hijo y suceso al Hakam II (961-976), y Ordoño III, y por la que el monarca leonés se comprometía a devolver algunas fortalezas fronterizas.

Los historiadores disienten sobre cual de los dos monarcas promovió el tratado de paz; mientras Ibn Jaldun afirmaba en el s. XIV que fue Ordoño III quien solicitó la tregua, Arib b. Saad, historiador del s. X, presenta el tratado como iniciativa de Abderramán III. Pocos meses más tarde —entre enero y el verano de 956, según las fuentes—, una enfermedad repentina acabó en Zamora con la vida de Ordoño III; a su muerte, la tregua y el tratado no fueron respetados por sus sucesores.

Tuvo un único hijo, que posteriormente reino como Vermudo II el Gotoso de León (985-999) y Galicia (982-985), al parecer fruto de una relación no reconocida con Elvira, una dama asturiana o gallega, habida durante el periodo que había repudiado a su esposa Urraca. Le sucedió en el trono su hermanastro Sancho I el Craso.

VARIOS AUTORES, Gran Enciclopedia de España, Ed. Enciclopedia de España, 2003, tomo XV pág. 7352.