Miro II de Cerdaña y de Besalú

Datos biográficos

Conde de Cerdaña: 897-927
Sobrenombre: el Joven
Fallecimiento: 928
Predecesor en Cerdaña: Wifredo I
Predecesor en Besalú: Radulfo I
Sucesor en Cerdaña: Sunifredo II
Sucesor en Besalú: Wifredo II

Biografía

Conde de Besalú, 913-927 [Miró I]. Hijo de Wifredo I el Velloso, conde de Cerdaña y Urgel (870-897) y de Barcelona, Gerona y Besalú (878-897), y de Guiniguilda. Sucedió a su padre en el condado de Cerdaña, en los territorios dependientes del Berguedá, del Conflent (que había gobernado su tío Miró el Viejo como condado), de Fenolleda y de Capeir y en las posesiones del Vallespir. Heredó de su tío Radulfo (813) el condado de Besalú, tras llegar a un acuerdo con los condes de Barcelona Wifredo II Borrell I (897-911) y Suñer (897-947); según parece, Miró otorgó en compensación el Ripollés, que, a pesar de pertenecer al condado de Osona, era suyo desde el año 913.

Continuó la labor repobladora ya iniciada por su padre en el Bajo Berguedá, consagrando en el año 907 las iglesias de Sant Pau de Casserres, Santa María de Avià y Puig-reig, que aquel había mandado construir. A su muerte, y ante la minoridad de sus hijos, Sunifredo II, Wifredo, Oliba y Miró, administró los condados su viuda Ava.

VARIOS AUTORES, Gran Enciclopedia de España, Ed. Enciclopedia de España, 2003, tomo XIV, pág. 6580.