Pelayo I

De Luis Vázquez de Parga

El rey Don Pelayo en Covadonga, de Luis de Madrazo. 1855.El rey Don Pelayo en Covadonga, de Luis de Madrazo. 1855.

PELAYO I, rey de Asturias (¿-737; 718-737 ) [¿-Cangas de Onís]. Caudillo de los astures en su rebelión contra los musulmanes y origen de la Monarquía asturiana. Su historia, tal como puede reconstruirse de las fuentes más antiguas, está tal vez teñida de leyenda. Según el relato de la Crónica de Alfonso III, Pelayo habría sido un noble godo, espatario de Vitiza y Rodrigo, enviado como rehén a Córdoba por Munuza, el gobernador árabe de Gijón, y que debió residir allí en tiempo de Al-Hurr, consiguiendo escapar según Sánchez-Albornoz entre marzo y agosto de 717. La crónica citada da como motivo de todo ello una intriga amorosa entre Munuza y la hermana de Pelayo, contrariada por este.

Después de escapar, en Brece, a las asechanzas de los soldados cordobeses enviados en su persecución, Pelayo cruzó el Piloña, y ya en los montes, se pone en comunicación con los astures, que le eligen príncipe. Un gran ejército musulmán enviado contra él por el valí Ambasa es derrotado en Covadonga. Pelayo muere en Cangas después de haber casado a su hija Ermesinda con Alfonso, hijo de un Pedro, duque de Cantabria, luego Alfonso I de Asturias. Según otra versión ( Crónica Albeldense ), el padre de Pelayo, Fáfila, noble cortesano de Egica, habría sido desterrado por este a Tuy, donde Vitiza lo hirió mortalmente. Siendo ya rey, el mismo Vitiza habría desterrado de Toledo a Pelayo. Le sucede Favila.

VÁZQUEZ DE PARGA, Luis, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, T. N-Z, pág. 226.