Galínez, García, el Malo. ?, ú. t. s. VIII – p. t. s. IX. Noble usurpador del condado de Aragón.

Se trata de un notable perteneciente a uno de los linajes del Pirineo Central que debieron de despuntar, con cierto tono de oportunismo político, a comienzos del siglo IX. Hijo de doña Fakilo y Galindo Belascotenes, mencionados en las Genealogías de Roda, a quien Abderramán I obligó a reafirmar su obediencia al emirato (781). García se casó en primeras nupcias con Matrona, hija del que la historiografía tradicional considera el primer conde de Aragón: Aznar Galindo I.

El nacimiento del condado de Aragón está contextualizado a la luz de la campaña de influencia y presencia carolingias entre finales del siglo VIII y comienzos del siglo IX sobre toda la orla pirenaica. El linaje de los Aznar, con toda probabilidad oriundo del Pirineo central, rigió la cabecera del río Aragón y Gállego, o la tierra de los sirtaniyyun que mencionan las fuentes musulmanas. La floreciente vida monástica, atestiguada por san Eulogio, y las relaciones por vía matrimonial con el resto de los territorios pirenaicos fortalecieron la estirpe y el proyecto de conformación territorial, a tenor de la situación condal a finales del siglo X.

Tras el fracaso de la opción carolingia en el Pirineo Occidental (816, batalla del río Arún), las fuentes confirman el repudio que hizo de Matrona para casarse con una hija de Iñigo Arista, expulsando a su suegro Aznar Galindo —que recibiría las funciones condales de Urgel-Cerdaña— y convirtiéndose en conde de Aragón. Ello hace suponer la filiación procarolingia del linaje aragonés de los Aznar y la nueva orientación política de los Íñigos pamploneses, quienes prefirieron reanudar las relaciones de fidelidad y dependencia tributaria con Córdoba. Años más tarde (hacia el 830), la estirpe de los aznares retornó a la gobernación del viejo Aragón, perdiéndose en las fuentes el rastro de García, a quien las Genealogías de Roda apodaron el Malo. No obstante, este debió tener un hijo, de nombre Galindo, que no extraña tuviera algunas atribuciones delegadas por su padre.

La escasez de documentos fiables y los malabares genealógicos realizados en la tradición historiográfica han dado pie a todo tipo de teorías, poco fiables algunas, sobre la trayectoria de este personaje.

PAVÓN BENITO, Julia, «García I», en Real Academia de la Historia, Diccionario Biográfico electrónico (en red, https://dbe.rah.es/biografias / 14127/garcia-galinez)