Sitios de Gerona

Índice

Sitios de Gerona 1808-1809
Guerra de la Independencia

Los Sitios

Defensa heroica fue la de la ciudad de Gerona contra las tropas napoleónicas; de los tres sitios que sufrió esta ciudad, el tercero fue el más largo y heroico. El primero tuvo lugar en junio de 1808 y en él fueron rechazados 5.000 soldados mandados por Duhesme. Habiendo reunido dicho general nuevas fuerzas, llega otra vez, el 22 de julio, con 11.000 hombres y 34 cañones, pero los sitiados atacaron el 16 de agosto a los franceses, apoderándose de la torre de San Luis y destruyendo sus obras, por lo cual Duhesme emprendió la retirada a Barcelona.

Decidido a tomar Gerona el mariscal Gouvion Saint-Cyr, a quien Napoleón había encargado la sumisión de Cataluña, preparó el tercer sitio. El 2 de mayo de 1809 la cercaban 20.000 hombres al mando del general Reille, sustituido más tarde por Verdier. En la plaza había 6.000 soldados, y era gobernador militar Mariano Álvarez de Castro; su ardorosa resistencia fue la que obligó a presentarse a Saint-Cyr, dispuesto a terminar el sitio (21 de junio). Diez días más tarde Álvarez de Castro contesta a los parlamentarios franceses: «No quiero trato ni comunicación con los enemigos de mi Patria y el emisario que en adelante venga será recibido a metraIlazos.»

El 15 de septiembre, contando la ciudad con los refuerzos de Blake, realizan los sitiados una salida a la que contestan los franceses cuatro días más tarde con un asalto general; hasta las mujeres de la compañía de Santa Bárbara entran en fuego, y los franceses vuelven a sus trincheras. Un nuevo refuerzo de Blake cae en poder de los franceses (26 de septiembre) y la situación se agrava; el hambre y las enfermedades hacen estragos. Los sitiadores se apoderan de los fuertes de San Luis, San Narciso y San Daniel, y con un refuerzo de 3.000 hombres más toman el castillo de Montjuich, pero el heroísmo y la actividad de Álvarez de Castro animan a los gerundenses a resistir los asaltos.

Saint-Cyr, al pedir más refuerzos es sustituido por Augereau, uno de los mejores generales del emperador, quien estrecha el bloqueo. Gerona se convierte en un conjunto de ruinas, cadáveres y heridos. El gobernador cae gravemente enfermo y su sucesor Bolívar, ante la imposibilidad de obtener ayuda, pacta con el francés una capitulación honrosa; habían perecido unos 9.000 sitiados y más de 20.000 franceses.

BRAVO, Pedro, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, tomo F-M, pág. 201.