Batalla de Aljubarrota

Índice

La Batalla 13-VIII-1385

La Batalla

Al morir Fernando I de Portugal (22-X-1383) heredaba el trono su hija Beatriz, esposa de Juan I de Castilla, pero los portugueses la rechazaron y proclamaron rey a don Juan, maestre de Avis, hermano bastardo del rey difunto. Ante esta decisión el rey castellano reclamó los derechos de su mujer, invadió Portugal y sitió Lisboa (1384), pero tuvo que retirarse a causa de la peste. Volvió al año siguiente y penetró por el valle del Mondego, saqueando los arrabales de Coimbra y ocupando Pombal y Leiria. Juan I de Portugal, apoyado por setecientos arqueros ingleses, situó sus tropas, muy inferiores en número, en una elevada meseta encajonada entre dos profundos barrancos tributarios del Lena que cerraban el camino a Aljubarrota.

Al enfrentarse con el obstáculo, los castellanos decidieron rodearlo para atacarle desde una dirección contraria a la de su marcha. Entonces, el condestable Álvarez Pereira cambió de frente, situó sus peones y hombres de armas desmontados a ambos flancos de los barrancos y flanqueados por los arqueros, en tanto el rey se mantenía en reserva detrás. Los castellanos, una vez realizada su maniobra, se lanzaron impetuosos por el estrecho paso entre los barrancos donde quedaron embotellados y fueron acribillados por sus alas sin posibilidad de retroceso. En tan difícil situación, los portugueses contraatacaron y les derrotaron totalmente. El rey escapó gracias a que Pedro González de Mendoza le cedió su caballo (13-VIII-1385). La batalla aseguró en el trono al maestre de Avis —Casa de Aviz—, consolidó la independencia portuguesa y resultó decisiva para el futuro peninsular.

SALAS LARRAZÁBAL, Ramón, Enciclopedia de Historia de España, dirigida por Miguel Artola, Ed. Alianza Editorial, 1991, tomo V Diccionario temático, pág. 36-37.