Alfonso de Castilla

Datos biográficos

Rey de Castilla: 1464-1468
Nacimiento: 1453
Fallecimiento: 1468
Predecesor: Enrique IV
Sucesor: Enrique IV

Biografía

[Tordesillas-Cardeñosa]. Hijo de Juan II y su segunda mujer Isabel de Portugal y hermano de Isabel La Católica. Transcurren los cortos años de su vida en el anárquico ambiente de la época de Enrique IV, su hermano paterno, en los que a la corrupción de costumbres se unen los odios y ambiciones de los nobles, que no vacilan en utilizar al infante como bandera para disfrazar su rebeldía con la defensa de una causa justa. Su vida activa en la política nacional empieza con el manifiesto que gran parte de la nobleza envía al rey, en el que se le acusa, entre otras cosas, de haber dado a don Beltrán de la Cueva el Maestrazgo de Santiago, cuya administración había sido concedida por Juan II, a la muerte de don Álvaro de Luna, al infante don Alfonso, para el que también se exigía el reconocimiento de príncipe heredero, ya que doña Juana la Beltraneja no era su hija ni como legítima podía sucederle después de sus días.

Tumba de Alfonso de CastillaTumba de Alfonso de Castilla, , en la Cartuja de Miraflores (Burgos); obras realizadas por Gil de Siloé, s. XV.

En los Pactos de Cabezón de 1464, accede Enrique IV a lo que se le pedía, pero arrepentido más tarde se retracta de lo hecho, llevándose entonces a cabo por la nobleza la deposición de Ávila (1465), en la que tras la escandalosa degradación de Enrique IV, Alfonso era declarado rey. Arde en Castilla la guerra civil y son hechos importantes la batalla de Olmedo y la toma de Segovia por los parciales de don Alfonso. El 5-VII-1468 murió inesperadamente en Cardeñosa, aldea de Ávila.

Diversa fueron las opiniones sobre la causa que la produjo; Hernando del Pulgar y Enríquez del Castillo la atribuyen a la peste que por aquellos días infectaba la región, extrañándose el último de que tres días antes fuese divulgada por todo el reino. Valera tiene dudas de que la muerte haya sido natural y piensa que pudo ser debida a hierbas. Palencia, siempre impulsivo, la atribuye a una trucha envenenada suministrada por el marqués de Villena, que por la firmeza de carácter que iba mostrando don Alfonso empezaba a encontrar difícil someterlo a sus caprichos. Fue enterrado en San Francisco de Arévalo y trasladado más tarde a la Cartuja de Miraflores de Burgos, donde yace con su padre.

VILLA, Justa de la, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, tomo A-E, pág. 153.